El licenciameinto de la VIS registrado en noviembre de 2010  es el máximo en la historia del indicador (1998).Las recientes estadísticas del licenciamiento reportadas por el DANE al mes de noviembre de 2010, mostraron que en vivienda, se licenciaron 1,68 millones de m², de los cuales 739.000 correspondieron a Vivienda de Interés Social – VIS y 941.000 a No VIS.
 

 

“De esta forma, se acentúa la dinámica  positiva de este indicador líder, que desde finales de 2009 mostró signos claros de recuperación. Este comportamiento del licenciamiento de vivienda, se explica en gran parte, como consecuencia  de  las políticas y anuncios del Gobierno Nacional para la locomotora de vivienda que se traducen en  impulso a las decisiones de compra y estimulan la respuesta de los constructores.” Sostuvo Martha Pinto de de Hart, Presidente Ejecutiva de Camacol
 
Con este metraje licenciado en el  mes de noviembre de 2010, se construirán 21.949 viviendas de las cuales 13.348 serán VIS y 8.601 No VIS., entre enero y noviembre de 2010, el área licenciada para vivienda fue de 11,6 millones de m2, es decir 34% más que el licenciado en igual periodo de 2009; en este acumulado, la VIS aumentó 49% y la No VIS 28%.
 
Según el sistema de información georreferenciado de CAMACOL – Coordenada Urbana, entre enero y noviembre de 2010 las iniciaciones de vivienda aumentaron anualmente en 15% (11 regionales),  13% en VIS y 22% No VIS. Así mismo, la Superintendencia Financiera reportó que entre enero y noviembre de 2010 se registró un crecimiento anual de 31% en los desembolsos de crédito hipotecario, dentro de los cuales, los de VIS aumentaron en 47%, confirmando el buen momento que atraviesa el sector. 
 
Destinos no residenciales
 
Por su parte, el licenciamiento de los destinos no habitacionales sumó 3,7 millones de m² entre enero y noviembre de 2010, cifra que representó una variación anual de 11 %. De esta dinámica se destaca el buen desempeño que tuvo el sector de hotelería, seguido de oficina, los  cuales mostraron un aumento de 47% y 8%, respectivamente.
 
“Sin duda, esta creciente dinámica que exhibe el sector, seguirá redundando con positivos efectos en empleo, comercio y producción de insumos, y en general en todos los agentes de la cadena de valor” concluyó Martha Pinto.