Los retos de la próxima Administración Distrital en el tema de vivienda y desarrollo urbano deberán enfocar su estrategia en la resolución de dos temas, sugiere a los candidatos a la Alcaldía Mayor de Bogotá Camacol:

1. La ilegalidad y su impacto.
2. El déficit habitacional y su composición.

Problema  1: LA ILEGALIDAD Y SU IMPACTO

• La informalidad e ilegalidad en la construcción de vivienda es el mayor problema para Bogotá y la región. La población demandante de vivienda suple su necesidad con oferta ilegal e informal en zonas de alto riesgo. A pesar de la construcción masiva de VIS producida por constructores legales, la oferta NO es suficiente para atender el déficit y sobre todo para atender la creación de hogares anuales.

• Entre 1993 y 2005 se registró un crecimiento de 676.000 hogares y el número de viviendas aumentó a 754 mil, sin embargo la construcción registrada en los censos de obras fue de sólo 345 mil unidades. Las demás (419 mil) fueron informales equivalente a un 54% de la producción (invasión o inquilinatos)

• La urbanización informal trae consigo consecuencias económicas, sociales y ambientales que no sólo afectan a la población de ingresos bajos, sino que  acarrean perjuicios para la sociedad en conjunto. Entre estos pueden mencionarse: el deterioro de la calidad de vida; deficiencias en servicios públicos, vialidad y equipamientos; obstrucción de obras públicas; precariedad de títulos; evasión fiscal y extra-costos al presupuesto público. A esto se suma el alto impacto ambiental relativo por la ocupación de zonas no aptas para la urbanización, incluyendo daño a las fuentes de agua, pérdida de vegetación e incremento de la escorrentía, con la consecuente generación de situaciones de riesgo.

• Según PNUD, formalizar una vivienda cuesta 2,6 veces más que construir una vivienda con infraestructura adecuada desde el principio.

Problema  2: EL DÉFICIT HABITACIONAL Y SU COMPOSICIÓN.
 
• Según el Censo de Población del Departamento Nacional de Estadística-Dane de 2005, el déficit cuantitativo de la ciudad ascendía a 282.678 hogares, es decir afectaba el 14,7% de los hogares bogotanos.

Ahora, tomando como base el déficit cuantitativo de 2005 para calcular el déficit a 2011 tenemos que:

Déficit Cuantitativo2011 =          Déficit Cuantitativo2005  +  Hogares Nuevos 2005-2011 –  
                                                       Viviendas  Nuevas Construidas 2005-2011

Déficit Cuantitativo 2011 =         282.678 hogares + 344.850 hogares  –306.124 viviendas 

Déficit Cuantitativo 2011 =         321.404 hogares

En estas condiciones, de acuerdo con las proyecciones poblacionales del Dane, la ciudad actualmente cuenta con 2.264.132 hogares y se proyectan 2.499.211 hogares a 2015. Por lo tanto, además de reducir el déficit actual (321.404 hogares) deberá atender 235.079  hogares adicionales entre 2011 y 2015, es decir un total de 556.483.

De este total que requieren solución de vivienda, se estima que el 70%, es decir 389.538 hogares, necesitan unas soluciones de vivienda en función de sus ingresos, donde se tiene que: 166.945 hogares, con ingresos de menos de 2 SMLV requieren soluciones VIP y 222.593 hogares, con un ingreso entre 2 y 4 SMLV  demandan soluciones VIS.