La Junta Directiva de la Financiera de Desarrollo Territorial (FINDETER) aprobó una inversión de 33 mil millones de pesos, para impulsar créditos hipotecarios de vivienda de interés social, a través del Fondo Nacional de Garantías.

Este instrumento permitirá que 40 mil familias pobres puedan acceder  a una vivienda digna en el corto plazo.

Esta garantía facilita el otorgamiento de préstamos para adquisición de vivienda de interés social, al reducir el riesgo de los establecimientos de crédito frente al posible incumplimiento del servicio de la deuda, por parte de los hogares de menores ingresos.

La población no formal, que es la beneficiada, accede a este tipo de crédito con garantías a través de las cooperativas financieras, fondos de empleados, cajas de compensación familiar o si son usuarias de una entidad bancaria.

“Este tipo de medidas contribuyen a facilitar el acceso de los hogares colombianos de menores ingresos a un crédito hipotecario y, por ende, a la compra de una vivienda digna”, dijo la ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio, Beatriz Uribe Botero.

Por su parte, Luis Fernando Arboleda, presidente de FINDETER, manifestó que “con esta decisión, la Financiera aporta a la política de vivienda del Gobierno Nacional, en la meta de construir un millón de viviendas para las familias colombianas más necesitadas”.