A partir del 15 diciembre de 2010, las compañías dedicadas a la de edificación están obligadas a cumplir con un paquete de normas que se deben implementar  en los  diseños y calidades de los materiales a utilizar en la construcción de edificios y viviendas en los elementos no estructurales, en todo el territorio colombiano para evitar desastres frente a la amenaza sísmicas.

El gobierno Nacional encabeza del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y los Curadores, harán cumplir el nuevo Reglamento de Sismo Resistencia NSR-10, una norma a la cual se deben acoger los desarrolladores de vivienda, en el momento que firma la solicitud de licencia de construcción.

La norma hace especial  énfasis de los requisitos que se deben implementar  en las edificaciones de vivienda de interés social de uno y dos pisos, al establecer la Comisión Asesora Permanente para el Régimen de Construcciones Sismo Resistentes que tuvo en cuenta los daños que ocasionan los fuertes vientos en el territorio nacional a las edificaciones.

   
En desarrollo de un Seminario del nuevo Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistencia, auspiciado por la Sociedad Colombiana de Ingenieros y el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, el presidente del Colegio Nacional de Curadores, Farid Numa Hernández, comentó que se hará cumplir con la disposiciones contenidas en el NSR-10, sobre las normas simplificadas de diseño requisito en la construcción de edificios de concreto reforzado de área y altura limitada y de la vivienda, ha desarrollarse en el país. “Quienes no cumplan las disposiciones no obtendrán licencias para desarrollar la actividad edificadora del país”.

El Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistente es un documento tecnológico, que por los constantes avances en las ciencias de la ingeniería la arquitectura y la ingeniería  sísmica requiere revisiones y actualizaciones, toda vez que con las experiencias en sismos nacionales e internacionales, los métodos de mitigar sus efectos deben evaluarse.

La primera normativa en Colombia se expidió el 7 de junio de 1948, por medio del Decreto 1400 de 1984, como respuesta al sismo de Popayán del 31 de marzo de 1983; la Ley 400 de 1984, reglamentada por el Decreto 33 del 9 de enero de 1983, Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistente NoSR-98; y el Decreto 926 del 19 de marzo de 2010, que entra en vigencia el 15 de diciembre de 2010 por el cual se establecen los requisitos de carácter técnico y científico para construcciones sismo resistentes Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistente NSR-10.

Aspectos que  motivaron la revisión:

.-Las normas de referencia utilizadas para las normas colombianas de 1984 y 1998 tienen nuevas versiones.
.-Se evidenció necesidad de analizar y tener en cuenta datos de vientos en el territorio nacional; también los requisitos y las guías para la elaboración de estudios de microzonificación; los requisitos de diseño sismo resistente y el contenido y redacción de cada uno de los requisitos de vivienda de uno y dos pisos lo cual tiene gran importancia en edificaciones de viviendas interés social.
.-La migración en los sistemas estructurales de resistencia, la capacidad de disipación de energía y en consecuencia el ejercicio en la construcción nacional e internacional.
.-Información sobre la actividad sísmica en el territorio nacional, que la red de sismología nacional de Ingeominas, genera.