Una de las graves amenazas que se cierna sobre la construcción es la falta de suelo urbanizable.

 

Esta es la mayor preocupación de los empresarios dedicados a la edificación quienes sostienen que solamente su solución radica en que los alcaldes de la Sabana de Bogotá y de la capital apliquen la ley y las normas concedidas en el plan de desarrollo que contempla una diversidad de mecanismos para generar tierra apta para la construcción del hábitat.

Además, esbozan los empresarios de la capital que es necesario acudir a la creación de una nueva empresa de acueducto y alcantarillado y romper con el monopolio que reina desde hace muchos años y que no cuenta hoy con las suficientes herramientas para otorgar agua a los nuevos emprendidos habitacionales. Además los costos y tarifas son altos, sin que ello garantice una verdadera eficiencia, en muchos sectores de la ciudad.

Para la Gerente de Camacol Bogotá- Cundinamarca, Sandra Forero, es necesario que los nuevos alcaldes, no sólo de la capital, sino del país en general ejerzan la ley y se dé un vuelto total a la política de vivienda y así garantizar la reconstrucción del país, que resultó afectado por la ola invernal.
Subsidio la tasa de interés

Entre tanto, la política de subsidio a la tasa de interés ha mantenido incentivos importantes para la adquisición de la vivienda No VIS en el país, afirmó el gerente de la Compañía constructora Apiros Ltda. y miembro de la Junta Directiva de Camacol Bogotá –Cundinamarca, Jorge Luis López, quién señaló que en el caso de Bogotá, los limitantes de la oferta siguen afectando el mercado VIP

De esta manera, las ventas de vivienda en Bogotá y los municipios aledaños, durante el último año, lograron crecer tan solo 6%, con 63 mil unidades (55 mil de ellas en Bogotá y Soacha).  El impulso estuvo en las ventas de vivienda VIS que creció cerca de 17%, en total.

Sin embargo, la VIP, decreció 45% anual, con menos de 4 mil viviendas vendidas (3 mil de ellas en Bogotá y Soacha), según un estudio de Oferta y Demanda de la Vivienda.

Encuesta

De otra parte, la versión 2010 de la encuesta de demanda de vivienda, reveló una leve disminución de las expectativas de los hogares frente al momento para comprar vivienda en Bogotá. A pesar de ello, más familias dicen estar realmente interesadas en comprar vivienda durante los próximos meses.

Resumen ejecutivo

Contexto Macroeconómico
 La economía colombiana creció a una tasa de 4,3% anual en 2010. El dato hizo mejorar las expectativas de los analistas, que han ubicado el crecimiento esperado del PIB en 2011 en una tasa superior a 5%.

 El sector de la construcción tuvo un buen desempeño en este año, variando 1,9% anual.  El comportamiento se explica el resultado del último trimestre del año, en el que el crecimiento sectorial se ubicó en 6,7%. Ello, a su vez, se debe más a la dinámica de la actividad edificadora que en el último trimestre creció más de 9%, siendo éste uno de los más altos de la economía.

 La economía de Bogotá podrá terminar 2011 con un buen dinamismo, superando incluso a la economía nacional, como lo ha hecho en años recientes. El empleo podría aumentar de la mano de un sector industrial y comercial nuevamente fortalecido.

 En cuanto al empleo del sector constructor, éste ha repuntado de forma importante en el año, jalonado en gran parte por las Obras Civiles. En el trimestre febrero – abril de 2011 había cerca de 250 mil personas empleadas en el sector, lo que representó un crecimiento de 34% frente al año anterior.

 La cartera crédito de vivienda en Colombia aún crece por encima de 13%. Por su parte, los recursos de las Cajas de Compensación Familiar  han venido creciendo, a una tasa similar a las del crédito, pero se ha estancado en número.

 Las tasas hipotecarias han ido en una leve tendencia a la baja, particularmente en el caso de los créditos denominados en pesos, cuya tasa promedio se ha ubicado en 13,1%. La reducción en las tasas denominadas en UVR ha sido mucho menor.
Oferta nacional (datos CU)
 Del estudio de actividad edificadora en Bogotá y Municipios Aledaños, es de destacar dos aspectos.

 En primer lugar, se resalta el impulso de la política gubernamental a la actividad edificadora de vivienda. Es así como, en el segmento VIS, los macroproyectos se han ido concretando, generado nuevas unidades de vivienda. Para los doce meses terminados en abril de 2011, y en las 13 regionales registradas en  Coordenada Urbana, los lanzamientos crecieron 15% anual, ubicándose así en 113 mil unidades, la mitad de las cuales fueron VIS.

 Las ventas nacionales crecieron 10% para ubicarse en 116 mil unidades y las iniciaciones totalizaron 96 mil viviendas, 47% más que en el mismo periodo del año anterior. La oferta se ubicó en 58 mil unidades, con un incremento de 14% frente al mes de abril de 2010.
Oferta Bogotá (datos CU)
 Entre tanto, la política de subsidio a la tasa de interés ha mantenido incentivos importantes para la adquisición de la vivienda No VIS en el caso de Bogotá, pero los limitantes de la oferta siguen afectando el mercado VIP

 De esta manera, las ventas de vivienda en Bogotá y los municipios aledaños, durante el último año, lograron crecer tan solo 6%, con 63 mil unidades (55 mil de ellas en Bogotá y Soacha).  El impulso estuvo en las ventas de vivienda VIS que creció cerca de 17%, en total.

 Sin embargo, la VIP, decreció 45% anual, con menos de 4 mil viviendas vendidas (3 mil de ellas en Bogotá y Soacha).

 Estos resultado ha tenido repercusiones sobre la actividad, en términos de unidades habitacionales iniciadas en la región, que durante el año terminado en abril, crecieron solo 19% frente a 2010, jalonado por la vivienda VIS en Cundinamarca que creció 70%.

 El principal problema de la actual coyuntura está en el ritmo de lanzamientos de nueva oferta. En los doce meses terminados en abril de 2011, Bogotá y sus municipios aledaños lanzó solo 2% más de unidades que en 2010.

 Pero mientras que los lanzamientos de viviendas VIS con precios superiores a los $37 millones decreció 16%, los lanzamientos VIP se redujeron 23%, para ubicarse en algo menos de 4 mil en el último año.