La domótica proviene de la palabra latina domus que significa casa y de la griega tica automática, lo que conjugado lleva a algo que funciona por sí solo, y en Expoconstrucción & Expodiseño 2011, que concluye mañana domingo se encuentra todo lo que se requiere para convertir la casa o la oficina.

Un recorrido por los 19.000 metros del certamen acerca a los compradores hacia los sistemas que automatizan una construcción, introduciendo a los servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicaciones, los cuales se pueden integrar por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableadas o inalámbricas.

En la feria el visitante se encuentra con chimeneas a gas que se operan mediante control remoto, sistemas de audio integrados a los ajustadores de luz en las paredes, puertas automáticas, elevadores personalizados, jacuzzis con varias funciones y muchos otros aparatos que mejoran la calidad de vida en casas, fincas y sitios de trabajo.

Del mismo modo, como parte del autodiseño las personas pueden contratar los servicios de jardines y muros verticales verdes, con las plantas de su gusto, tapetes antiácaros con el diseño que prefieran, pisos en madera, granito, mármol o vinilo con formas variadas y coloridas que alegran cualquier ambiente.

Las cosas que el cliente prefiere para adornar su entorno se pueden fabricar al gusto, inclusive el color de los vidrios de las ventanas y estas mismas, dependiendo de si son hechas en aluminio, madera o hierro.

Para los baños y la cocina es infinita la cantidad de diseños, colores y texturas, como también lo son las pinturas de varias marcas reconocidas por su amigabilidad con el medio ambiente.
Por ejemplo Haceb ha colocado a disposición de los visitantes una aplicación tecnológica para que la compra de electrodomésticos resulte acorde con el diseño del área, el color de las paredes y con otros detalles de la cocina.