Cartagena. “Barcelona de Indias”, un buen vividero y rodeado de un super ambiente en la ciudad heroica.

 

Por efectos del turismo la posibilidad de que la familia cartagenera tuviera zonas de esparcimiento y un ambiente de vida más familiar, era realmente imposible para quienes vivían en las zonas históricas de Cartagena, Manga y Boca Grande. Por ello la Constructora Barajas escogió un área cercana a la playa, a kilómetro y medio, para levantar “Barcelona de Indias”, un complejo para vivienda que ofrece la posibilidad a sus compradores de construir su casa bajo los parámetros arquitectónicos del estilo minimalista, con una extensión de 240 hectáreas, en donde se respira y se vive en un ambiente super natural.

“Barcelona de indias nació como respuesta a una necesidad de un mejor vivir para la familia cartagenera”, manifiesta  Arturo Cepeda Faciolince, el presidente de la Constructora Barajas. Este Ingeniero y especialista en finanzas, junto con sus arquitectos,  buscaron una zona a las afueras de Cartagena de Indias, que le permitiera a la gente acceder a ello.

Se presentaron varias coyunturas, muy favorables para eso;  los colegios más importantes están instalados al norte de Cartagena, así mismo la Universidad Jorge Tadeo Lozano. La Armada Nacional construyó una  instalación muy moderna que le dio seguridad a esta zona y Acuacar instaló una red de acueducto para servir los municipios del Norte de Cartagena,  con capacidad para proyectos residenciales.

A sólo 15 minutos del centro de la ciudad amurallada, con un entorno agradable enmarcado en la naturaleza y los manglares, sus habitantes cuentan con 48.000 metros en vías de circulación, parques de juegos y zonas de estancia con cicloruta, canchas de tenis, lagos artificiales donde se pueden practicar deportes acuáticos de bajo impacto.

“Se realizó un proyecto muy verde, hemos sembrado más de 14 mil  árboles de más de 100 especies y  más de 73.000 mil metros cuadros de césped. Es la mejor inversión costo beneficio para la familia”, confirma Arturo Cepeda.

Esta gran alternativa residencial ha generado unos 1500 empleos directos, ha priorizado la mano de obra de la zona y  lo construido a la fecha, tiene un valor comercial que supera los 300 mil millones de pesos. El comportamiento de los compradores está representado en un 80% de cartageneros, 15% del interior del país y un 5% de extranjeros.

El macroproyecto “Barcelona de Indias” tiene cuatro etapas: Miró, compuesta por 78 casas que van desde los 135 a los 1.050 metros cuadrados; Gaudi, con 152 casas distribuidas en 30 hectáreas; Pedralbes, con 19 casas de 450 metros cuadrados  cada una y la etapa Sarria, que consta de 29 hectáreas divididas en 250 lotes de 600 y 900 metros cuadrados. Los precios de estas edificaciones oscilan entre los 598 millones de pesos hasta superar los dos mil millones.    A fines del año pasado abrieron preventas con  Barceloneta, que conserva el mismo concepto natural de todo el desarrollo, con una innovación: playa privada artificial de más de 4.000 metros cuadrados una piscina oceánica de más de 3.500 metros cuadrados y apartamentos de área promedio.

Sumado al ambiente europeo de la construcción, en cinco hectáreas junto al lago, se encuentra la Plaza Comercial “Las Ramblas” donde todas las áreas comunes son al aire libre en concordancia con el modelo del reconocido paseo de Barcelona. Allí los compradores podrán encontrar 69 locales tipo isla entre cafés, plaza de comidas, tiendas de ropa, de diseño, productos de alta gamma y espacios al aire libre para disfrutar del paisaje. Con una zona de estacionamiento, integrada a la parte comercial creando un sistema arquitectónico abierto,  sumando un área total de construcción de 9.000 m2.

Así como en el popular lugar del viejo continente que se extiende a lo largo de 1,2 kilómetros, su versión criolla contará con atractivos visuales muy naturales como fuentes y espejos de agua.
La constructora Barajas, está convencida que el Norte ya arrancó, que desde el punto de vista residencial todo Cartagena se va para el norte.