La construcción de oficinas en Bogotá se convertirá en una fuerte jalonadora de la actividad constructora durante los próximos meses.

 

Así lo evidencia la reciente Encuesta de Demanda de oficinas entregada por Camacol Bogotá y Cundinamarca, donde se anticipa un incremento de 14% en la demanda de inmuebles para oficina durante este año, frente a los pronósticos del 2010.

La Encuesta, realizada entre marzo y mayo de este año, para un universo de 3.810 grandes y medianos empresarios ubicados en Bogotá, indagó acerca de las expectativas que se tienen en los próximos meses frente a la compra y construcción de inmuebles para sus actividades, lo que permitió determinar las tendencias que moverán el mercado en materia de ubicación, tamaño y precio, entre otros factores.

Por ejemplo, se encontró que uno de los factores primordiales a la hora de elegir el inmueble es la ubicación, seguido de la facilidad de acceso al transporte y las alternativas adecuadas de parqueo, mientras que el precio pierde importancia.

El 63% de las grandes empresas consultadas y el 62% de las medianas, se inclina por oficinas que estén ubicadas cerca a zonas bancarias, a sitios de interés nacional y a los lugares donde se encuentran los clientes.

Por su parte, el 44% de la mediana empresa y el 37% de la gran empresa, considera un factor determinante la facilidad de acceder al transporte público, mientras que para el 36% de la mediana empresa y para el 21% de la gran empresa el aspecto decisivo está en la facilidad de parqueo a la hora de llegar a sus oficinas.

El precio, contrario a lo que se  podría pensar, es la variable que menos se tiene en cuenta en la búsqueda de este tipo de inmuebles. Para la mediana empresa este factor pesa un 19% en la decisión, mientras que para la gran empresa incide en un 16%.

El 54% de los encuestados dice que estaría dispuesto a pagar más de 5,5 millones de pesos por metro cuadrado para la compra de oficinas, mientras que el 24% tiene un presupuesto que oscila entre 3,6 millones de pesos y 5,5 millones para este mismo fin.

A la hora de tomar en arriendo, se encuentra que el 40% de los encuestados estaría dispuesto a pagar entre 36.000 y 65.000 pesos por cada metro cuadrado de oficina y el 8% incluso pagaría más de 65.000 pesos por metro cuadrado, en la medida que el inmueble responda a las expectativas.