Por lo menos 30 días duraría la emergencia de energía en la Costa Atlántica.

 

 

De acuerdo con un pronunciamiento oficial de Promigas, en cuatro semanas será superada la emergencia del gasoducto en un tramo del río Magdalena cerca de Barranquilla, afectado por la erosión a raíz del fuerte invierno.

La corriente del río Magdalena ha dificultado los trabajos que adelanta la empresa Promigas para superar los problemas, que desde principios de semana  provocan restricciones en el suministro de gas natural a las termoeléctricas y empresas de los departamentos de Atlántico y Bolívar, que concentra un alto porcentaje de la gran industria de la región.

El presidente de Promigas, Antonio Celia Martínez, destacó que desde hace varios meses están laborando para superar una emergencia en la han gastado 37 mil millones de pesos.

Descartó de plano que el sector residencial y la pequeña y mediana empresa se vea afectada en los próximos días, mientras dure la reparación de daños.

Por su parte, el gerente Comercial de la Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla, Jorge Roa, indicó que la falta de energía por la emergencia en el suministro de gas está afectando el servicio de agua en un 30 por ciento.

El ejecutivo destacó que las zonas afectadas son la Subestación de la Ciudadela 20 de Julio en el sur de la ciudad y los municipios de Soledad y Galapa.