Bogotá, (Colombia). En los últimos años han salido al mercado vehículos con  sistemas que facilitan la conducción al ser automáticos, tener dirección hidráulica o la opción de acomodar el volante, entre otros beneficios. Vehículos usados de este tipo se exhibirán en Bogotá Car Expo 2017, Feria del Carro Usado, que tendrá lugar del 10 al 13 de agosto en Corferias.

Ahora, las marcas trabajan en la creación de los sistemas de conducción semiautónomo y autónomos con los que se hará más sencillo el desplazamiento en las vías, al disponer de automóviles que cumplirán múltiples funciones.

De acuerdo con Ricardo Soler, experto de la industria automotriz, esta es una realidad que marca tendencia en el mediano plazo y que surge en los países desarrollados en los que se proyecta tener un sistema de movilización más seguro. Ante eso, se ha creado el Programa tecnológico de los carros de conducción semiautónoma y autónoma.

“Este programa, que se encuentra en la fase tres, se refiere al avance de computadores con inteligencia artificial que hacen parte de los vehículos para suplantar el conductor al volante. Es una realidad que se da para mejorar la  seguridad en las vías”, explicó Soler.
Estos vehículos autónomos manejan un sistema tecnológico que integra computadoras, radares, escáneres y monitores que hacen lectura en tiempo real de la presencia de otros vehículos, bicicletas y peatones.

Es así como en 2020 se incorporarán automóviles con estas características, lo que va de la mano con la segunda tendencia tecnológica que quiere convertir el automóvil en un elemento de comunicación integral.

Es decir, mientras el vehículo se moviliza por sí solo, sus tripulantes podrán desempeñar tareas de trabajo, conectarse con la familia, hacer compras y ver películas, entre otras actividades. “El automóvil se convierte en un enlace sólido para que estemos conectados; es una evolución tecnológica que nos ayudará a aprovechar el tiempo que solemos gastar mientras se conduce”, añadió.

La tercera tendencia corresponde a prevenir accidentes al hacer uso de la tecnología en automotores semiautónomos y autónomos que se diseñan para movilizarse a velocidades permitidas, frenar a tiempo, conservar la distancia adecuada ente carros, reconocer la presencia de peatones, ciclistas; en sí,  propender por preservar la vida, ante todo.