Respondiendo a las necesidades de los consumidores colombianos Coca-Cola amplía su portafolio de productos e introduce al mercado colombiano la nueva botella Mini 250.

 

Esta representa los nuevos modelos de portabilidad, movilidad y comodidad que buscan los ciudadanos del mundo.

Esta es una nueva presentación en PET  con un sofisticado diseño, ergonómico y liviano lo que la convierte en una botella ideal para cargar en maletas y carteras, llevar en el bolsillo pero sobre todo disfrutarla en cualquier momento del día. El precio es de $800.

Coca-Cola enfocará este producto sobre todo a los mercados de Bogotá y Cali, dos ciudades que han tenido una gran respuesta a este tipo de propuestas Mini y posteriormente ampliarlo a otras zonas del país.

Esta botella es la réplica del tradicional diseño ícono de la marca. Desde ya se incorpora a las innovadoras presentaciones a las que Coca-Cola tiene acostumbrados a sus consumidores. Los pequeños gustos hacen grandes tus momentos.