Bogotá.-El robot antiexplosivos (Allen Vanguard) que fue exhibido en la Feria Internacional de Bogotá, hace parte de los equipos con los que la Policía Nacional participa en el encuentro de Eficiencia y Seguridad. 

La máquina se encuentra en el país desde hace aproximadamente seis meses, fue traída de Canadá y está a disposición de la fuerza pública de Colombia. Su principal función es la de desactivar bombas y proteger la vida de los agentes antiexplosivos en medio de las detonaciones. Es manipulado por un computador que puede estar ubicado a cien metros a la redonda del lugar donde se encuentra el robot.

Su particular diseño permite por medio de un cañón que expulsa grandes y potentes cantidades de agua, se desintegren los explosivos, detonen o se obstruyan, protegiendo la vida de los ciudadanos del común y principalmente la de los agentes que antiguamente debían acercarse mucho a las bombas.