Fiel a su compromiso con la protección del planeta y en el marco de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, RENAULT-Sofasa conmemoró esta importante fecha con un evento interno que reunió a más de mil trabajadores y contratistas -de sus sedes de Envigado y Chía- en torno al tema de la eficiencia energética.

Se trató de una actividad didáctica en la que los empleados aprendieron y complementaron conocimientos sobre los vehículos y sus diferentes tipos de combustión, sobre energías alternativas y evolución de las luminarias, y sobre acciones internas puestas en marcha por la Compañía para la disminución del consumo de energía.

Así mismo, se vincularon al evento la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín con su Grupo de Investigación de Energía y Termodinámica que explicó los tipos de energías alternativas, y la empresa Unión Eléctrica que enseñó a los trabajadores cómo ahorrar energía en los hogares.

El evento fue además el escenario ideal para fortalecer el despliegue interno de la política ambiental de Renault en el mundo, la cual parte de su filosofía eco2 y se materializa en grandes proyectos como los vehículos eléctricos y el equipamiento de sus plantas en Francia con páneles solares.

 Renault eco2: una filosofía de la marca

Desde 1995, el Medio Ambiente se convirtió en un eje central de trabajo para Renault a partir de un Sistema de Gestión que tiene un principio muy simple: ‘enseñar’ ecología a cada colaborador y transmitir la importancia del cuidado del entorno, convirtiéndolos en un grupo de eco-responsables, que extienden esta cultura hasta sus hogares.

Por eso, el Grupo Renault y RENAULT-Sofasa como su filial, están trabajando por “dejar menos rastro en el medio ambiente”, siguiendo las directrices del programa Renault eco2, un sello ecológico que invita a minimizar el impacto medioambiental de la actividad en todo el ciclo de vida de los vehículos:

• Fabricación: los vehículos Renault deben producirse de la manera más ecológica posible; por eso, deben fabricarse en una planta respetuosa con el medio ambiente, certificada bajo la norma ISO 14001, como lo es la planta de RENAULT-Sofasa en Envigado.
• Uso: los vehículos Renault eco2 deben producir emisiones de CO2 inferiores a 140 g de CO2 por kilómetro o funcionar con biocarburantes.
• Reciclaje: los vehículos Renault deben poder reciclarse, optimizando el 85% de su masa, e integrar desde su diseño más de un 5% de materiales plásticos procedentes del reciclaje, como es el caso del más reciente lanzamiento de la marca, el Nuevo Renault Fuence, que integra un 95% de componentes reciclables y cerca de 7% de plásticos reciclados en su concepción, es decir una media de 12kg.

Renault: el proyecto fotovoltaico más grande del mundo del sector automotor

Renault, en colaboración con Gestamp Solar, lanza el proyecto fotovoltaico más grande del mundo, dentro del sector del automóvil, equipando sus plantas francesas con páneles solares. La implantación de

centrales fotovoltaicas es muestra del compromiso histórico de Renault con el Medio Ambiente. 
Cuando el proyecto concluya, 450.000 m2 de páneles fotovoltaicos estarán trabajando, lo que equivale, en superficie, a 63 campos de fútbol y, en potencia, al consumo de electricidad de una ciudad de 15.000 habitantes.

Este proyecto se inscribe en el marco del plan estratégico Renault 2016 – Drive the Change, en el que Renault se ha comprometido a reducir su huella de carbono en un 10% para 2013 y otro 10% entre 2013 y 2016. Los páneles instalados permitirán aportar una reducción de 30.000 toneladas de CO2 cada año.

Los páneles solares van a cubrir las superficies correspondientes a la entrega y expedición de las plantas de Douai, Maubeuge, Flins, Batilly y Sandouville, así como los parquederos del personal de Maubeuge y Cléon.