Resultado de imagen para Negocio de la vivienda nueva

Bogotá, (Colombia).El financiamiento para la compra y la construcción de vivienda en Colombia sigue siendo amplio y  tiene espacio para crecer, de acuerdo con el análisis Situación Inmobiliaria 2017 presentado por BBVA Research.

En los primeros cinco meses del año, el crédito al sector de la construcción creció 6,3% y en el país más del 40% de las ventas de vivienda nueva en Colombia se financia a través de crédito hipotecario, según consigna el informe presentado.

“Hay varios factores que nos impulsan a pensar en esto. En primer lugar, consideramos que la relación del crédito con la garantía (LTV) continúa siendo bajo para todos los rangos de precios de la vivienda. En segundo lugar, porque hay un acervo acumulado de ahorro en cuentas AFC que pueden seguir financiando la compra de vivienda. Y, en tercer lugar, porque la cartera hipotecaria, que hoy representa el 6,4% del PIB, aún se ubica en un nivel bajo con respecto a nuestra historia y comparado con otros países de similar grado de desarrollo”, afirmó Mauricio Hernández, economista de BBVA Research y autor de estudio.
De acuerdo con el estudio realizado con la entidad, el crédito promedio para la compra de vivienda en Colombia es de 96 millones de pesos. Además, se ubica en promedio en  670 millones en el caso de los créditos a los constructores. 

Así mismo, de acuerdo con Hernández, otro factor que impulsará la compra de vivienda es el comportamiento registrado por los precios de la vivienda en los últimos meses. “El crecimiento de los precios es inferior al observado unos años atrás. En valores nominales, las variaciones se han estabilizado y, en términos reales, gracias a la caída de la inflación, se están recuperando. Además, los colombianos compraron viviendas de menor valor en 2016 y 2017, es decir ajustaron a la baja el precio medio de compra de sus viviendas. Esto obligará a que los constructores sigan ajustando sus decisiones de construcción a los nuevos rangos de precios, ahora más bajos, que se están demandando en la economía colombiana ”, añadió Hernández.

Impacto de la política pública.

De este modo, de acuerdo con el informe, la reducción del precio medio de compra  seguirá impulsando la capacidad de compra de los colombianos, siempre y cuando la construcción se siga concentrando en viviendas de medio y bajo valor, como lo ha venido haciendo gradualmente.

“Desde 2016, gracias al incremento de los salarios (en parte por estar atados a la inflación pasada y al salario mínimo) y a la dinámica de los precios medios de compra, la capacidad de compra de los colombianos mejoró no sólo en el total del país, sino también en algunas ciudades con fuertes correcciones en sus precios medios de venta de vivienda”, comentó el economista.
Impacto de la política pública

De acuerdo con el informe de Situación Inmobiliaria de BBVA Research, los otros dos factores de impulso serán la caída de las tasas de interés (y de la inflación) y los subsidios públicos a la compra de vivienda. “Estos factores impulsarán la confianza de los consumidores, como ya parece empezar a verificarse en los datos más recientes, y aumentarán gradualmente la dinámica de las ventas de vivienda hasta valores inferiores a 320 millones de pesos”, afirmó Mauricio Hernández.

Según Hernández, el subsidio anunciado  tiene dos cualidades que le permiten ser más efectivo: asegura su estabilidad y existencia (con recursos presupuestados) hasta 2019, eliminando la incertidumbre que se tenía cada año sobre su renovación al siguiente año. En segundo lugar, amplió el precio de las viviendas desde 250 millones hasta 320 millones de pesos, aumentando a 73% el porcentaje de vivienda en oferta (antes representaba el 61% contemplando viviendas hasta 250 millones).