La Cámara Fedemetal de la ANDI, evidenció una pérdida de competitividad de la cadena de valor frente a la competencia y estrategia comercial de China para la región Suramericana.

 

Un estudio elaborado a solicitud del Instituto Latinoamericano del Hierro y el Acero –ILAFA,  elaboró un completo análisis sobre la industria metalmecánica en América Latina, con énfasis en: México, Brasil, Argentina y Colombia y que

Esta se encuentra sustentada en una expansión agresiva de sus exportaciones metalmecánicas, industria que ha sido respaldada por fuertes subsidios estatales en los últimos años. 

Lo anterior ha generado como resultado un creciente déficit en la balanza comercial de dichos productos entre ambas regiones. Sólo en 2010, China exportó US 59,5 mil millones en productos metalmecánicos a los cuatro países estudiados, mientras que importó tan sólo US$2,0 mil, siendo las exportaciones chinas a Latinoamérica, casi 30 veces el valor de las importaciones (Argentina,  209 veces, Brasil, 21 veces, Colombia, 3.535 veces y México, 31 veces).
 

Así mismo, la creciente demanda de materias primas del gigante asiático ha sido uno de los factores determinantes de la tendencia hacia la primarización de las exportaciones latinoamericanas, la cual corresponde a un crecimiento de 49,8% en 2005, a un 54,7% en 2010, de la proporción de productos básicos sobre el total de exportaciones.

 A su vez, el estudio muestra una disminución del 16,6% al 15,7% de la participación de la manufactura en el valor agregado de Latinoamérica. En México, la manufactura retrocedió 3 puntos de participación en el PIB nacional en el período 2000-2010; en Brasil, el retroceso industrial se concentró entre el 2005 y 2010, donde la participación de la industria sobre el PIB pasó de un 18,1% al 15,8%; en Argentina, la desindustrialización comenzó en la década de los 80, con una recuperación posterior insuficiente para revertir la tendencia; finalmente en Colombia el sector manufacturero empieza a perder participación desde 2008, aunque el auge minero explica parte de ello.  Esta trayectoria es preocupante si se tiene en cuenta la participación del sector manufacturero en la generación de empleo y valor agregado para un país.
 
Ahora, la expansión significativa de las exportaciones chinas de productos metalmecánicos, la cual ha afectado de sobremanera la producción industrial de la región, corresponde a una priorización de la política industrial por parte del Estado chino desde el 2005, e incluida en el Plan quinquenal de Desarrollo de este país. Más aún, el incremento en la fabricación de productos metalmecánicos es un objetivo explícitamente formulado en el plan de desarrollo para el próximo quinquenio, aprobado el pasado mes de marzo en Beijing.

Por otra parte, el gobierno chino ha suministrado más de US52mil millones en subsidios a las grandes siderúrgicas del país, las cuales todas cuentan con participación accionaria por parte del Estado. De esta forma, la estrategia china explica en gran parte las notorias asimetrías entre los precios de competencia de los productos chinos frente a los productos latinoamericanos.

Finalmente, el estudio presenta recomendaciones para impulsar la cadena de valor metalmecánico como mayores incentivos a las compras de equipos y maquinarias, una utilización más estratégica de las compras estatales, un reajuste a los recargos tributarios a las exportaciones y un mayor estímulo a las actividades de investigación y desarrollo. Los hallazgos del estudio son sólidos y contundentes para un sector que es fuente generadora de valor, empleo calificado, conocimiento, y renta productiva para la región. No en vano, las grandes economías del mundo como Estados Unidos, Alemania, Francia, Japón, entre otros,  cuentan con un sector metalmecánico consolidado que representa entre el 40% y 60% del valor agregado industrial.  

Galeria: de Kaneda-Flick)

Sobre la industria Metalmecánica en Colombia

• La industria siderúrgica y metalmecánica es la tercera por peso, del total del PIB manufacturero colombiano.
• Representa el 11.6% de toda la producción manufacturera
• Dentro de la cadena, la producción siderúrgica ocupa el mayor valor (36.2%) y le sigue la metalmecánica con 24.6% y luego las maquinarias y aparatos de usos doméstico.
• En empleo, la cadena aporta el 13.44% del total manufacturero y el 12.12% de todas las ventas. A nivel de número de establecimientos, de 6.395 con que cuenta la industria, 1.215 son de esta cadena productiva, bajo análisis.
•  La producción real para el 2010 creció en 20.7%, mientras que el año anterior había decrecido en -21.8%.
• Sobre capacidad instalada, se demostró como la cadena hoy utiliza más del 70%, lo que le da margen para crecer, dentro de la actúa estructura de costos.
• Analizando el comercio exterior de la cadena, se vio como la tasa de crecimiento de las exportaciones ha sido negativa en los últimos tres años, mientras que la de importaciones ha aumentado, salvo en el 2009.Se ha presentado un cambio de tendencia de las exportaciones, ya que en los primeros  años  de la década el 46% de las exportaciones era extra regional, lo cual cambió radicalmente y hoy representa el 57%
• Si bien China se constituye como el principal destino de las ventas de Colombia de esta cadena (US$363 millones), al realizar una prueba ácida consistente en comparar las exportaciones de la industria siderúrgica, de la cual el 29.6% va a China, al excluir de estas exportaciones las materias primas, como la chatarra, Estados Unidos se vuelve el principal destino (21.1%), seguido de Ecuador (15.9%), Brasil (13%) y Venezuela (10.8%). Se pudo comprobar cómo, sin esas materias primas, China deja de ser un destino importante, corroborando la tesis de la conveniencia de vender al exterior productos con valor agregado.

• Posteriormente se analizan las importaciones por subsectores y orígenes, comprobando como China, pasa de jugar un papel prácticamente insignificante a principios de la década, a ser el segundo proveedor para el año 2010, después de los Estados Unidos.

• En cada uno de los subsectores analizados, es posible ver el crecimiento, en numerosos casos por encima de las tasas normales, de China como vendedor de los productos que ingresan a Colombia. Lo mismo se observa en el capítulo 6º, en el cual se profundiza en 4 subsectores y sus productos específicos que lo conforman.

 

Fotos (Galeria de Teresa Laloba)

¿Qué requiere la cadena metalmecánica para ser más competitiva?

• Acceso a materia prima en condiciones competitivas. Con la reducción de aranceles reciente, el Gobierno ya actuó sobre este punto.
• Luchar contra el contrabando, incluyendo el técnico
• Tener un mayor acceso, sin invertir la carga de la prueba, a los mecanismos de defensa comercial previstos por la Organización Mundial de Comercio, en forma ágil y oportuna
• Lograr la reducción en la sobre tasa de la energía y el gas, que convierten estos insumos en costos, proporcionalmente al de los competidores extranjeros. Este punto también se lo oyeron a la ANDI y ya expidieron el Decreto.
• Reducir el impuesto al patrimonio, al 4 por mil, a la renta y al IVA.
• Contar con una política de “Compre Nacional en Condiciones de Competitividad” que le permita a las empresas que operan en Colombia, acceder a los grandes proyectos de infraestructura que se están realizando en Colombia y que hoy, se asigna en una alta proporción a empresas extranjeras, sin generar transferencia de tecnología, valor agregado y empleo para Colombia.
• Reestructurar la política arancelaria recientemente reformada por el Gobierno Nacional, para buscar la competitividad de la cadena, sin exponerla a competencia desleal de países asiáticos. Ya lo hicieron y el Decreto acaba de entrar en vigencia.

• Soportar el desarrollo tecnológico y la investigación en la cadena
• Buscar las alianzas estratégicas con empresas extranjeras
Privilegiar la subcontratación y el formar parte de cadenas internacionales metalmecánicas, bajo el sistema del “outsourcing