Los formadores de futuro de Cundinamarca, los maestros, recibieron un merecido homenaje durante la entrega del Premio Compartir al Maestro, Regional Cundinamarca.

 

El Premio, en ya su tercera edición exalta la labor de los docentes más sobresalientes del país, promueve una valoración social más justa y apoya su profesionalización.

Para este año se postularon 105 docentes de la región, quienes hacen parte de las 1139 propuestas que se enviaron a nivel nacional. Tres maestros recibieron con honores el Premio y por primera vez un rector fue galardonado por su excelencia de gestión, liderazgo directivo, competencia profesional docente en los proyectos de la Institución Educativa y dirección en la evaluación institucional para el mejoramiento de la comunidad educativa.

Los profesores ganadores de este año fueron Pablo Andrés Sánchez, profesor de lengua castellana, de la Escuela Sabio Mutis del municipio de La Mesa. Alfredo Enrique Cantor, profesor de Matemáticas del Colegio Unidad Educativa Manuel Humberto de Fusagasugá, y Ciro Antonio Garzón, profesor de matemáticas del Instituto Técnico Industrial de Zipaquirá.  En este certamen, la primera rectora premiada fue Ceila Evelia Puentes Vergara, de la Escuela Normal Superior de Gachet –Cundinamarca.

El Premio cuenta con importantes aliados como la Fundación Cavelier Lozano, Colpatria, Universidad de La Salle, Fundación Juan Pablo Gutiérrez Cáceres, Universidad Santo Tomas, Universidad Militar Nueva Granada, Universidad Minuto de Dios, Didáctica, Aviatur y Colsubsidio.

El apoyo de la empresa privada ha sido fundamental para la realización de este Premio. Para Alquería, en especial, una compañía con 50 años de tradición, comprometida con el desarrollo económico y social del país, uno de sus principios corporativos y éticos es trabajar responsablemente para alimentar saludablemente a la población y al mismo tiempo desarrollar la sociedad a través de la educación.

 El Premio Compartir al Maestro es uno de los grandes esfuerzos a los que le apunta la compañía así como el trabajo que realiza con Computadores para educar, Plan primavera con la Gobernación de Cundinamarca, COLFUTURO, Colombia emprendedora, Fundación ICAL y Fundación Lumni.

“Alquería ha sido una compañía de familia que  a lo largo de su historia ha forjado un camino de nutrición y calidad para los colombianos y que hoy mantiene grandes sueños para el futuro, uno de ellos, la educación de los ciudadanos. En Alquería trabajamos por la sociedad encontrado cada vez más formas de  desarrollo, aprendiendo e innovando. Generando mayor conocimiento en los procesos, ayudando paralelamente a la comunidad para que sea parte fundamental del sostenimiento económico y social del país” aseguró Carlos Enrique Cavelier, Coordinador de Sueños de la Compañía.

Para este año, la motivación y participación de los maestros aumentó en relación a los años anteriores resaltando el fortalecimiento de su trabajo en el aula, demostrando mayores niveles de profesionalización lo que a su vez despierta aún más el interés de las entidades gubernamentales y de la empresa privada.