Everis, consultora multinacional especializada en negocio, desarrollo y mantenimiento de aplicaciones tecnológicas y outsourcing, presentó su reciente análisis de las estadísticas que Naciones Unidas desarrolla sobre Gobierno Electrónico o e-Gov.

El concepto que se define como la “capacidad y voluntad del sector público de utilizar las Tecnologías de la Información y Comunicaciones para mejorar la información y el conocimiento al servicio de los ciudadanos” cuya medida o unidad  se conoce como Índice de Desarrollo de e-Government (IDEG). Esta capacidad depende de un conjunto de elementos como: económico, infraestructura, educativo y capital humano. 

El IDEG cuantifica el grado de implantación del e-Gov en cada uno de los 192 países miembros de las Naciones Unidas y  se compone de tres subíndices:

i) Alcance y calidad de los servicios online prestados por el sector público. La evaluación se realiza mediante el análisis del portal principal del Gobierno Nacional y el de los Ministerios de Educación, Trabajo, Asuntos Sociales y Economía. Tomando en cuenta;  simplicidad de navegación y disponibilidad de la información y considerando cuatro fases de desarrollo del e-Gov:
1. emergente o básica (sólo se provee información)
2. mejorada (descargar formularios y otras formas menores de interactividad)
3. transaccional (pago de impuestos, obtención de licencias o certificados, etc.)
4.  conectividad (se optimiza la participación ciudadana y de interacción con el gobierno)

ii) Infraestructura de telecomunicaciones, penetración TIC
iii) Capital humano.

Principales Resultados:


Aunque los datos de este análisis son relativos, los tres subíndices que componen el IDEG son relevantes pues indican cuál de ellos contribuye o no permite el avance de un mejor Gobierno Electrónico por cada país.

Países que superan la calificación de 0,8 puntos y primeros 5 lugares:
1. Corea del Sur, quien encabeza las posiciones en lo que se refiere al desarrollo del e-Gov.
2. Estados Unidos
3. Canadá
4. Reino Unido
5. Holanda

Extremo opuesto, tres países obtuvieron puntuaciones inferiores a 0.3:
• Pakistán (146º posición)
•  Nigeria (150º)
• República Democrática del Congo (158º)

Latinoamérica y la tecnología en el Gobierno: la Infraestructura el reto
 Los países latinoamericanos más adelantados en el campo de gobierno electrónico de la región fueron Colombia, Chile y Uruguay, en los lugares 31, 34 y 36 del mundo.
 A éstos les siguen Argentina, 48° lugar, México; 56° lugar, Brasil en el 61° y  Perú en la posición 63
 Los tres países latinoamericanos con peor situación relativa son Ecuador, Bolivia y Paraguay, que se colocan respectivamente en las posiciones 95°, 98° y 101° del mundo, y son los únicos de la región cuya puntuación es inferior a la media mundial.
 

El caso particular de los países latinoamericanos, el país que más avanzó entre los 45 seleccionados fue Colombia, que pasó del puesto 52º al 31º. Dicho salto tiene que ver con el desarrollo del “Programa Gobierno en Línea”, del Ministerio de TIC que desde finales de 2007 estableció un cronograma de metas a cumplirse sucesivamente hasta 2012; seguido en crecimiento por  Uruguay que pasó de ocupar la posición 48 a la 36. En el caso opuesto, los países que más retrocedieron en la escala fueron Brasil, México, Ecuador y Bolivia con 16, 19, 20 y 26 escalones.

“El programa de Gobierno en Línea del Ministerio de TIC refleja el compromiso que tiene el sector público para incrementar la transparencia y eficiencia en la gestión pública, teniendo como efecto colateral una  adopción más rápida  de las TIC en el país, por lo que Colombia hoy es  el país número 1 en Latinoamérica”, señaló Fabián Jaimes, Senior Manager de Administración Pública de everis para Colombia.

Conclusiones

El análisis de los tres subíndices que componen el IDEG es relevante pues indica cuál de ellos contribuye o entorpece la puntuación general. De ese análisis surge con claridad que en ninguno de los países seleccionados el Capital Humano es un freno al indicador, pues en todos ellos, la puntuación obtenida por ese concepto supera el valor del IDEG. Cuanto más bajo es el resultado del indicador, mejor tiende a ser la situación relativa de Capital Humano entre los tres subíndices (es decir, más importante resulta su aportación al resultado total del indicador).

Lo opuesto es el caso del subíndice de Infraestructura. Con las únicas excepciones de Suiza y Suecia, este subíndice es el de peor calificación de los tres en todos los países, lo que sugiere que actúa como un obstáculo para el logro de una mayor puntuación del IDEG. Así, más allá de la situación relativa de cada país en el IDEG, en casi la totalidad de los mismos se repite la misma relación entre los diferentes subíndices: Capital Humano es el más alto y el de Infraestructura el menor, quedando los Servicios online en una posición intermedia.