Las lluvias y las inundaciones preocupan cada vez más al gobierno Nacional.

  El gobierno Nacional está cada vez más preocupado por el fenómeno de la Niña, la cual deja a su paso millonarias pérdidas económicas en el país. Al paso de las aguas las familias más pobres están siendo afectadas al perder su vivienda y los cultivos.

Esta situación de arrastre de cultivos, tendrá enormes consecuencias económicas para los colombianos, pues sin duda alguna, los precios de los alimentos tendrán efectos alcistas de proporciones desconocidas.

Es tal los efectos de las aguas que el Departamento de Cundinamarca, está totalmente inundado, con el último informe registrado por la Gobernación y demás autoridades que han tenido que reforzar sus esfuerzos para evitar la pérdida de vidas humana y de animales.

La sabana sigue con el agua al cuello, siguen afectadas regiones de alto turismo como Chía, Chiquinquirá y Ubaté, entre otras. Esto ha afectado toda la cadena de restaurante, con pérdidas incalculables.

El Balance

Los efectos, de las lluvias han afectado más de un millón de hectáreas de cultivos. De acuerdo con el reporte del Ministerio de Agricultura cerca de 650m mil hectáreas se encuentran inundadas en el territorio colombiano, de estas 350 mil se encuentran  afectadas de manera muy sería.

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, afirmó a la prensa que en el caso del agro se han canalizado un total de 140 mil millones de pesos en ayudas y subsidios para los afectados por el invierno.

El titular de la cartera de Agricultura, dijo debido al incremento de las lluvias en gran parte del país se registró en la semana que está por concluir un alza en las cotizaciones de verduras.

Destacó el aumento en productos como arveja, tomate, cebolla y zanahoria entre otros productos por los problemas de recolección de cosechas en Cundinamarca y Antioquia.

En el caso de la zanahoria, el aumento ha oscilado entre el 15 y el 30 por ciento dependiendo la región en donde se comercializa el producto.

En el grupo de las frutas, los precios vienen bajando, esto como consecuencia de la salida de las cosechas en Tolima, Valle del Cauca y Santander.

Según el Ministerio de Agricultura, se detectó un aumento en los precios del pollo por los problemas en las fincas avícolas del país.