Atlas de la Conservación GlobalBogotá.-The Nature Conservancy da a conocer el Atlas de la Conservación Global, una extraordinaria obra científica y geográfica que ofrece, por primera vez, una imagen en profundidad de animales, plantas y hábitats del planeta entero y los cambios y desafíos que enfrentan cada uno de ellos.

«La magnitud de este esfuerzo es inspirador», aseguró Diego Ochoa, Director Asociado de Mercadeo para América Latina de The Nature Conservancy en Colombia. «Nunca antes se había reunido en un solo libro una amplia gama de información que describe el mundo natural y cómo la gente está alterando los ecosistemas”. El Atlas ilustra los problemas de conservación que enfrenta el mundo incluyendo Colombia”.

Atlas de la Conservación Global
Foto (cortesía Atlas para Notigenio)

Aunque el Atlas Mundial de la Conservación se presenta como un gran avance para el mundo científico, no sólo es un recurso fundamental para estos profesionales sino que contiene información útil y fascinante para todos los interesados en el mundo natural haciendo énfasis en  las relaciones que las personas establecen con la naturaleza, especialmente aquellos que disfrutan del aire libre como viajeros, aficionados a la pesca, observadores de aves y caminantes.

Científicos de la conservación de más de 70 instituciones alrededor del mundo recolectaron y organizaron datos sobre terrenos de los hábitats del planeta, lo que permitió entregar una evaluación más real y actual del planeta. Aunque los cambios en el mundo natural ocurren todo el tiempo, sólo podemos ver una pequeña fracción en nuestra cotidianidad, ya sea por el menor número de aves que migran todos los años o la baja en la captura de peces para consumo. El Atlas proporciona una invaluable ayuda a los lectores para comprender los impactos que sus decisiones ocasionan al planeta a través de 83 mapas con información mundial.

Si bien los mapas invitan al lector a hacer sus propias evaluaciones, los ensayos de los principales científicos y pensadores de la conservación, incluyendo Paul Ehrlich, Gretchen Daily, y Daniel Pauly, demuestran algunos de los desafíos más complejos de la conservación.

«Este atlas nos acerca el mundo viviente. Esto nos da nuevas maneras de ver y entendernos a nosotros mismos y la relación con el resto de la maravillosa y siempre cambiante diversidad de nuestro planeta», dijo Jon Christensen, ensayista y Director Ejecutivo del Centro Lane para el Oeste americano en Stanford. «Si estos mapas no inspiran ideas, provocan discusiones y estimulan la acción, el atlas habrá fracasado. Pero eso es algo que no se puede permitir”.

Hace cuarenta años este nivel de información no existía ahora, está en nuestras manos. El Atlas de la Conservación Global proporciona una visión del desafío que tenemos ante nosotros en la lucha por preservar nuestro planeta. Si optamos por esperar otros 40 años para aprovechar las oportunidades, para combatir las amenazas enunciadas en el Atlas, será demasiado tarde.