Resultado de imagen para Jorge Enrique Bedoya presidente de la SAC.

Bogotá, (Colombia). La Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC rechaza los actos de violencia contra la fuerza pública y la propiedad privada, cometidos por personas que se identificaron como integrantes del Cabildo Indígena de Huasanó, el 29 de julio en las fincas Vista Hermosa y Barro Colorado, ubicadas en el Municipio de Caloto, Cauca.

Resultado de imagen para fincas Vista Hermosa y Barro Colorado, ubicadas en el Municipio de Caloto, Cauca.“Estos hechos ilegales deben ser atendidos inmediatamente por las autoridades competentes pues ponen en riesgo la integridad de los integrantes de la fuerza pública, alteran el orden público, vulneran los
derechos de los trabajadores y ponen en riesgo la propiedad privada esencial para el desarrollo de la región. Los responsables deben rendirle cuentas a la justicia”, señaló Jorge Enrique Bedoya presidente de la SAC.

Estos hechos se suman a los cometidos desde hace dos años por miembros de algunos cabildos indígenas del Cauca que invaden constantemente predios de propiedad privada, legítimamente adquiridos y en plena producción, donde no sólo dañan los cultivos, vulnerando el derecho al trabajo, sino que agreden a la fuerza pública.

Los hechos violentos incluyeron la detonación de explosivos contra las tropas del Batallón Codazzi, y la quema dos buses de transporte de corteros de caña, y más de 100 Hectáreas de caña.

La SAC se une a Asocaña en su denuncia y rechaza esta situación de violencia e ilegalidad contra la fuerza pública y el sector agroindustrial de la caña que es fuerte generador de desarrollo sostenible y de empleo formal.