Tumaco, Nariño, (MME). El Ministerio de Minas y Energía presentó en Tumaco, Nariño, un proyecto que busca garantizar la prestación del servicio de energía eléctrica cuando ésta se vea afectada por situaciones de orden público. Se trata de una inversión de siete mil millones de pesos que se destinará a la adquisición de un parque de generación diésel móvil, conformado por tres plantas eléctricas de 2MW cada una. Además, a través de la empresa CEDENAR, se efectuarán las labores de administración, operación y mantenimiento de estas plantas  cuando se encuentren en su jurisdicción.

“Queremos que queden en el pasado los días en que poblaciones como Tumaco quedaban sin servicio de energía por semanas debido al derribamiento de infraestructura eléctrica. Hoy venimos a traer soluciones para que la comunidad esté tranquila y sepa que estamos trabajando para garantizarles una respuesta más rápida a sus necesidades cuando existan condiciones anormales de prestación del servicio”, afirmó el ministro (e) Orlando Cabrales Segovia desde el encuentro regional que realizó el fin de semana junto al presidente Juan Manuel Santos.

Esta iniciativa se suma a las asignaciones de recursos que el Ministerio de Minas y Energía realizó el año pasado al municipio de Tumaco, a través de sus fondos de energía. En 2013, por ejemplo, se asignaron recursos FAER (Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas Rurales Interconectadas ) por $ 4.504 millones para el desarrollo de dos proyectos para  electrificación rural, con el cual se benefician 1.591 usuarios. Además, se asignaron $9.584 millones del PRONE (Programa de Normalización de Redes Eléctricas) para el desarrollo de un proyecto que beneficiará a 4.504 usuarios.

Durante el evento el ministro (e) Cabrales Segovia explicó que algunos municipios del país no están exentos de alteraciones en el orden público que conlleven a la suspensión de la prestación del servicio de energía, por lo que es necesario contar con una solución que garantice la atención parcial de la demanda de electricidad de zonas no interconectadas e interconectadas en estas condiciones, y así mejorar los tiempos de respuesta ante contingencias que se presenten.

Estas plantas móviles podrán desplazarse por todo el territorio nacional para atender temporalmente las falencias en la prestación del servicio público domiciliario de energía eléctrica, y así beneficiar a cerca de 100.000 usuarios del Pacífico, Orinoquía y Amazonas.