Resultado de imagen para Antonio García Rozo, Presidente de ACIEM

Bogotá, (Colombia).No es una buena señal lo que está pasando con las consultas populares en el sector minero-energético del país.La inadecuada interpretación del artículo 103 de la Constitución Política respecto a este tipo de deliberaciones está generando gran debate lo cual puede poner en duda la viabilidad de muchos proyectos del sector.

Resultado de imagen para exploración de hidrocarburos Otro motivo preocupante es que este mecanismo podría tener implicaciones importantes en cuanto al abastecimiento de hidrocarburos para el país en el mediano plazo”: así lo declaró Antonio García Rozo, Presidente Nacional de la Asociación Colombiana de Ingenieros, ACIEM en la XXXIV Conferencia Energética Colombiana, ENERCOL 2017.

Para el Presidente Nacional de ACIEM el desconocimiento de las comunidades sobre la forma como se desarrollan las labores extractivas de minería y exploración de hidrocarburos, sumado a la ausencia de estudios, amenaza al sector y podría generar consecuencias infortunadas para la economía extractiva de recursos primarios y afectaría el desarrollo de infraestructura energética del país.

En opinión de Antonio García: “La forma como se está interpretando el sentido de las consultas está generando confusión al considerar que son los municipios los que definen el aprovechamiento de los recursos del subsuelo, con las implicaciones fiscales para la Nación y las regiones”.

De acuerdo con ACIEM, se debe respetar el espíritu de la Constitución Política, pero a la vez es importante que la comunidad tenga claridad respecto a la forma como el petróleo contribuye al desarrollo social y económico de las regiones, para tomar las mejores decisiones, sin afectar el desarrollo de los hidrocarburos y el medio ambiente.