Bogotá. El Autorregulador del Mercado de Valores (AMV) impuso a la señora Blanca Ruth Cárdenas Pulgarín una sanción de expulsión del mercado y el pago de una multa por más de $300 millones. Dentro de los hechos investigados que motivan la sanción de expulsión y multa, se encontró que la señora Blanca Ruth Cárdenas Pulgarín utilizó indebidamente los recursos de tres de sus clientes en beneficio propio y en el de un tercero.

Adicionalmente, desconoció los deberes generales de lealtad, probidad, honestidad y profesionalismo exigibles a los sujetos de autorregulación en el manejo de las cuentas de sus clientes.

Para la determinación de la sanción se consideró que las conductas de la investigada atentan contra la integridad del mercado y desconocen el primer y principal postulado de la intermediación de valores: la confianza del público en los agentes que manejan dichos recursos.