Bogotá. Con el fin de continuar apoyando a los productores y exportadores de pompón y crisantemo en el control y erradicación de nuevos brotes de Roya Blanca del Crisantemo en Antioquia, el ICA, entrega fungicidas a los campesinos. Estos productos contribuirán con la supresión de esta plaga cuarentenaria y restrictiva en los mercados internacionales.

El Gerente General del ICA, Luis Humberto Martínez Lacouture, presidirá este viernes, 06 de diciembre, en el Centro de Investigación La Selva de Corpoica, ubicado en la Vereda Llano Grande, en el municipio de Rionegro, Antioquia, esta actividad con cultivadores de la región.

“El objetivo de esta iniciativa es controlar los focos que se han presentado en la zona  y establecer las acciones correctivas para mantenerla como libre de la enfermedad, estatus que tiene desde que iniciaron los cultivos de exportación hace 39 años, y que fue corroborada por el ICA en el 2008”, indicó el Gerente General.

De acuerdo con el directivo “para esto se han destinado cerca de 1.200 millones de pesos que fueron utilizados en la compra de los fungicidas y la contratación del personal que realizará el acompañamiento, la aplicación y la verificación de la situación fitosanitaria  en las 584 hectáreas productoras donde se llevarán a cabo las medidas de control”.

La Roya Blanca del Crisantemo es una enfermedad que afecta a pompones y crisantemos y que ocasiona grandes pérdidas económicas en el sector floricultor, ya que limita la comercialización de estos ornamentales en el exterior.

El Pompón y el Crisantemo son renglones de importancia económica para la zona productora de ornamentales de Antioquia, teniendo en cuenta que genera más de cinco mil empleos directos e indirectos. La declaración le ha permitido al sector abrir sus posibilidades de exportación de dichas especies en diferentes mercados internacionales.