Por Wilson Grava, vicepresidente y gerente general de América Latina en Pure Storage:

 Alrededor del mundo la continua expansión de la pandemia COVID-19 (Coronavirus) ha vuelto a poner gran relevancia al teletrabajo o home office mientras las organizaciones implementan planes de continuidad comercial que incluyen dividir a los empleados en oficinas y en el trabajo desde casa.

Obviamente, algunas organizaciones están más preparadas para los empleados de teletrabajo que han establecido la infraestructura tecnológica para hacerlo.

Una de las tecnologías que facilitan el teletrabajo es la virtualización de escritorios, que como su nombre implica virtualiza los recursos informáticos de modo que los datos críticos permanecen en centros de datos centralizados con empleados que acceden a estos datos y otras aplicaciones en una variedad de dispositivos, ya sea en la oficina o en ubicaciones remotas.

Los beneficios de establecer una infraestructura de escritorio virtual (VDI, por sus siglas en inglés) incluyen la continuidad del negocio, la recuperación rápida de datos y una mayor seguridad y protección de datos, pero estos beneficios no están garantizados.

Algunas organizaciones encuentran que su primer intento de virtualización causa tantos problemas como resuelve, particularmente cuando se trata de un rendimiento decepcionante para el usuario final, una complejidad de administración inesperada y altos costos. O bien, VDI puede funcionar bien al principio, pero no puede escalar más allá con el tiempo.

En muchos casos donde los resultados de una implementación de VDI son decepcionantes, hay una causa claramente identificable: un sistema de almacenamiento inadecuado. Por lo general, esto implica sistemas de disco giratorio heredados; pero a veces los sistemas híbridos que combinan el disco duro y las tecnologías de estado sólido son los culpables.

Sin lugar a duda, muchas de las tecnologías relacionadas, como hipervisores, redes, equilibradores de carga y seguridad, han visto mejoras, pero probablemente el elemento más importante que ha llevado a VDI a la siguiente etapa es la llegada del almacenamiento confiable basado en flash.

En 2012, Pure Storage presentó al mercado la primera matriz de almacenamiento empresarial totalmente flash y VDI fue uno de los mejores casos de uso para el almacenamiento todo flash. Nuestros clientes podrían proporcionar una experiencia de VDI rápida y consistente que sus usuarios finales literalmente elogiaron y los administradores de VDI apreciaron la simplicidad de implementar y administrar.