Holcim (Colombia) sigue en su apuesta por Colombia en el marco de la celebración de sus 65 años en el país. Esta vez, lanza una nueva planta de agregados, tecnológicamente evolucionada en el sector de Mondoñedo en Cundinamarca, a tan solo 40 minutos de Bogotá, que cuenta con estándares internacionales, y que le permitirá soportar su operación, el desarrollo de productos y la proveeduría para muchas obras en las que participa la compañía, en el escenario de una reactivación donde a todas luces el sector constructor es un gran jalonador de desarrollo, empleo y nuevas oportunidades.

“Nuestra planta en Mondoñedo cumple con toda la normativa minera y ambiental colombiana, tiene tecnología de última generación, pero también alta capacidad de producción, eficiencia y permite el desarrollo de diferentes mezclas, bajo los parámetros y respaldo de nuestra casa matriz LafargeHolcim, líder mundial en materiales para la construcción”, asegura Marco Maccarelli, Presidente Ejecutivo de Holcim (Colombia) S.A.

Los agregados que se producirán allí son gruesos y finos destinados a la elaboración de mezclas de concretos de alto desempeño, mezclas asfálticas, granulares para pavimentación, duros, durables y resistentes, ideales para atender las necesidades de los clientes cada vez más exigentes frente a la calidad, fortaleza y sostenibilidad de los productos.

Esta nueva apuesta de Holcim representa una gran inversión de capital extranjero para Colombia, que respalda la producción de cemento y concretos de calidad internacional, importantes para el desarrollo de proyectos de infraestructura que se desarrollarán en los próximos años, tales como la Primera Línea del Metro de Bogotá (donde se requerirán concretos de alto desempeño), los proyectos de TransMilenio (Avenida 68, Avenida Cali, extensión al sur y Soacha), Regiotram de Occidente, PTAR Canoas y los proyectos de edificaciones comerciales, colegios, hospitales y de vivienda de la región.

Además, por sus procesos ecoeficientes y la cercanía de la planta al mercado de la región, se aportará al empeño nacional de una construcción cada vez más amigable con el medioambiente.

Esto también permitirá que todo el portafolio de productos Holcim se adapte a la gradualidad de la calidad requerida por los principales entes rectores de las especificaciones generales de construcción, como el Instituto Nacional de Vías (Invias), Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Asociación de Ingeniería Sísmica (en caso de NSR-10) e ICONTEC (para las NTC).

“Mezclar la confianza de nuestros clientes, con nuestra experiencia en los cinco continentes, nos permite seguir aportándole a la construcción sostenible del país que deja huellas de progreso imborrables en el país”, concluye Marco Maccarelli