Siendo la segunda causa de muerte en el mundo4, los accidentes cerebro vasculares requieren mayor atención. Cada cuarenta segundos alguien experimenta un accidente cerebrovascular, y se estima que 1 de cada 4 personas5 sufrirá un ACV (Stroke) a lo largo de su vida. Frente a esta realidad, este 29 de octubre se conmemora el Día Mundial ACV (Stroke), una carrera contra reloj.
Un ACV (Stroke) sucede cuando el flujo de sangre al cerebro se interrumpe, lo que impide que el tejido cerebral reciba oxígeno y nutrientes, ocasionando daños en el cerebro, discapacidad y, en ocasiones, por falta de asistencia médica, la muerte. Tener un lado de la cara caído o dormido, dificultad para hablar y debilidad en los brazos son las principales señales de alerta. Otros síntomas incluyen: dolor de cabeza intenso, mareos repentinos, confusión, problemas para ver en uno o ambos ojos y dificultad para caminar.
Los síntomas de los ACV (Stroke) aparecen súbitamente y las personas los confunden con malestares generales, esto aumenta la probabilidad de un desenlace fatal o presencia de secuelas permanentes. 7Por cada minuto sin tratamiento después de un accidente cerebrovascular el cerebro pierde 1.9 millones de neuronas y por cada hora sin atender, el cerebro envejece 3,6 años.
Según la Asociación Colombiana de Neurología (ACN), cada año más de 45 mil colombianos sufren un accidente cerebrovascular9 y en la mayoría de los casos, las personas no saben identificar los signos de alarma para detectarlo oportunamente, pues
cuando de accidentes cerebrovasculares se trata, siempre es una emergencia y el tiempo es crucial.
El COVID-19 puede aumentar el riesgo de un ACV
Hoy por hoy, es de suma importancia resaltar que existen centros especializados en el país que van a permitir la atención a estos pacientes sin correr el riesgo de contagio por COVID-19, ya que las solicitudes de atención médica a pacientes con ACV han disminuido notablemente por el temor a salir de casa y contagiarse del virus. En Colombia, el 38% de los pacientes no reconoce los síntomas de un ACV y en solo el 40% de los casos, se acude a una línea de emergencia10. “Esto resulta muy preocupante, ya que una pronta y oportuna reacción pueden reducir complicaciones y hasta salvar vidas. Además, retrasar las citas por temor puede agravar los problemas médicos y llegar a ser incluso más arriesgado que el mismo contagio”, agregó Andrés Fonnegra, médico especialista en neuro intervencionismo.