El Gobierno Nacional hizo una invitación para que desde el sector público y privado se adelante el pago de la prima en el país, con el fin de evitar aglomeraciones en el mes de diciembre y para seguir con el plan de reactivación de la economía. Muchos empresarios y entidades estatales han iniciado el pago a los trabajadores y es importante que las personas hagan un uso adecuado del mismo.

La prima es un ingreso extraordinario en el flujo de caja, pero es necesario preparase con antelación para administrarlo, por ejemplo, guardando un porcentaje del mismo, invirtiendo o pagando deudas. Una de las recomendaciones insistentes que se hace desde el Banco Caja Social, es reservar una parte para el ahorro, ese monto servirá para hacerle frente a posibles eventualidades que se puedan presentar y de esa manera evitar deudas.

Sin duda, la pandemia nos ha dejado muchos aprendizajes, entre ellos la importancia del ahorro. En ese sentido, aprovechando el adelanto de la prima, es buen momento para planificar las finanzas, no apresurase a gastarla en las temporadas de descuento como el Black Friday, sino por el contrario ahorrar en gran medida el dinero que reciba para que de esa forma pueda estar preparado para futuras eventualidades.

Para ello, el Banco Amigo ha desarrollado algunas recomendaciones. Entre ellas, el utilizar métodos de control, los cuales permiten tener mayor claridad de los gastos; evitar tener efectivo en la billetera para que el dinero no se vaya en los ‘gastos hormiga’; realizar una lista de compras con lo que realmente se necesita, así no gastará de más; y usar soluciones financieras como los CDT, las tarjetas débito y cuentas que fomenten el ahorro.

¡Ojo a las fechas especiales, compre con cuidado!

El país tendrá eventos en los que se promueven los descuentos para hacer las compras de fin de año, para disfrutarlos de la manera correcta es fundamental que las personas sean prudentes al hacer adquisiciones y no gasten más allá de sus posibilidades.

Lo aconsejable es definir con claridad cuánto se puede gastar en esta época y entender cómo va a pagarlo. Si no le alcanza con lo que tiene ahorrado o con los ingresos adicionales de diciembre y necesita financiarlo, se debe contemplar un plazo corto, de unos tres meses o máximo de seis meses, nadie debería endeudarse por más de ese tiempo para pagar las compras navideñas.