El Cat® S52 desafía las expectativas de los consumidores sobre lo que es un teléfono robusto pues combina la resistencia de grado militar con un diseño de bolsillo, más delgado y con una carcasa mucho más liviana y segura que la de un teléfono inteligente convencional.

Con tan solo 9,69 mm de grosor y 210 gramos de peso, el Cat® S52 está reforzado por un marco de aluminio de alta calidad, con una tapa trasera de goma antideslizante fina pero resistente lo que garantiza un aspecto elegante, clásico y adaptado a cualquier actividad cotidiana. La pantalla está cubierta por un cristal resistente a rayones y grietas Corning® Gorilla Glass® 6, con botones metálicos y conectores impermeables que completan el diseño.

Además de su diseño elegante, el nuevo Cat® S52 es tan fuerte como el resto de sus modelos. Los teléfonos Cat® establecen el estándar de robustez y el Cat® S52 no es una excepción. El dispositivo ha sido sometido a pruebas extremas: es resistente a caídas sobre acero hasta 30 veces seguidas y desde 1,5 metros de altura, incluidas las caídas en cada lado y en las esquinas.

También resiste a la suciedad y al polvo, y puede sumergirse completamente en agua hasta 1,5 metros durante 35 minutos, con una certificación IP68. Así mismo es MIL SPEC 810G, lo que significa que Cat® ha sometido el producto a una serie de pruebas de robustez de especificaciones militares que incluyen choques térmicos, temperaturas extremas altas y bajas, pruebas de vibración, caídas y condiciones de niebla salina, garantizando que con el Cat® S52 los accidentes no sucedan.

La cámara principal cuenta con un enfoque rápido y preciso gracias a su sensor Dual Pixel de Sony, apertura f / 1.8 y tamaño de píxel de 1,4 µm que ofrece un excelente rendimiento con poca luz. Esto, combinado con el software avanzado de procesamiento de imágenes multi-frame, brinda la mejor cámara y experiencia del segmento de teléfonos robustos.

“En los últimos tres años estadísticamente 1 de cada 3 europeos ha dañado gravemente su teléfono debido a caídas y percances cotidianos; son muchos los teléfonos que se rompen. En Colombia, de acuerdo con Qualcomm, los usuarios cambian de smartphone cada año y medio debido a daños graves de sus teléfonos. Esto no solo es un gran inconveniente para los consumidores, sino que reparar o reemplazar teléfonos puede resultar extremadamente costoso. Con el Cat® S52, hemos creado un teléfono inteligente que no se romperá “.