Navidad es tiempo de amor, perdón, concordia; es tiempo de familia, de sacar lo mejor que hay en el corazón de cada uno de nosotros.

Deseo para todos los colombianos, que esta Navidad del 2019 esté llena de bendiciones, alegrías, unión de la familia y de todos los ciudadanos. Que, de verdad, la reconciliación constituya el propósito de todos los días, que en la cotidianidad pensemos en la concordia, que tengamos una sonrisa que nos salga del corazón, permanentemente, para compartir con los demás, para agradecer por este país tan maravilloso que tenemos, para que lo cuidemos entre todos; para que recibamos ese legado de gente grande que durante 200 años fue construyendo, poco a poco, esta Nación.

Ahora, nos corresponde a nosotros seguir construyendo para los niños de hoy y para los que vendrán. La mejor forma es con amor, unión, buenos propósitos, determinación de dejar atrás las cosas malas, y el deseo sincero de construir todos los días un futuro grande, próspero, justo, seguro, incluyente; un futuro de conocimiento, de oportunidades para Colombia entera.

¡Feliz Navidad a todos los colombianos, con todo mi cariño!