Los sectores de construcción y de vivienda retomaron una senda positiva. Así lo dio a conocer el Ministerio de Vivienda que, gracias a cifras de Galería Inmobiliaria, indicó que al cierre de septiembre las ventas de vivienda alcanzaron máximos históricos en Colombia y fue el segundo mejor mes en ventas de la historia del país. Si se compara septiembre de este año con el mismo mes de 2019, se presentó un incremento en la categoría de interés social del 43%, al igual que las No VIS, que por primera vez desde que comenzó la pandemia, aumentaron 16% frente al mismo mes de 2019.

En esa medida, el Gobierno Nacional lanzó un nuevo programa de subsidio FRECH (Fondo de Reserva para la Estabilización de la Cartera Hipotecaria), para hogares que adquieran una vivienda No Vis, con un subsidio para ayudar a pagar los intereses del crédito hipotecario por un valor hasta $ 438.901 mensuales equivalente a 0.5 SMMLV durante los primeros siete años crédito.

Este subsidio aplica para viviendas nuevas cuyo valor sea superior a 150 SMMLV en seis aglomeraciones urbanas: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga y Cartagena; y sus municipios aledaños; y de 135 SMMLV en el resto del país. El valor máximo de la vivienda es de 500 SMMLV, para el presente año el tope sería viviendas de hasta $438.901.500 millones.

¿Qué debe tener en cuenta?

Entre los requisitos que se deben cumplir para acceder al beneficio, es no haber sido beneficiario de ningún subsidio familiar de vivienda de parte del Gobierno Nacional o las Cajas de Compensación Familiar, tampoco ser beneficiario de ninguna cobertura de tasa de interés.

Los interesados deben diligenciar el formato de solicitud de acceso a la cobertura. Internamente, el Banco Caja Social validará si cumple las condiciones para la aprobación del crédito y para el acceso al subsidio. La asignación se realizará en el momento del desembolso y está sujeta a disponibilidad de los cupos. Es importante recalcar que el Subsidio aplica únicamente para nuevos desembolsos, no aplica para obligaciones ya desembolsadas.

¡Mucha atención!

Quienes accedan al subsidio, deben tener claro que este se puede perder cuando se presenta una mora mayor a 90 días, además por la reestructuración o modificación en las condiciones del crédito: incremento de monto o saldo de la obligación y/o ampliación de plazo. De igual manera, por cancelación de la obligación, petición de los deudores, aceleración del plazo conforme a los términos contractuales, reestructuración o modificación de las condiciones del crédito, pero excepto cuando se trate de las coberturas otorgadas a partir del 18 de septiembre de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2022.

Lo más recomendable es tomar la financiación en cuota fija en pesos, esto permitirá que su cuota no presente variación mes a mes por temas de inflación. Si el crédito lo toma en UVR, la cuota se irá incrementando por la variación de la inflación. Por tanto, La mejor forma de prepararse es ahorrar, por ejemplo, realizando un plan de ahorro por el mismo valor del subsidio.