La ministra de las TIC, Karen Abudinen, en compañía del alcalde local, Ricardo Antonio Rodríguez, visitó las familias del barrio Sierra Morena en Ciudad Bolívar (Bogotá), con el fin de verificar la calidad del servicio de internet de alta velocidad que están recibiendo dichos hogares de estratos 1 y 2 con la iniciativa ‘Hogares Conectados’.

“En Bogotá hemos logrado beneficiar a 63 mil familias que están accediendo a Internet fijo con tarifas mensuales asequibles de $8.613 para estrato 1 y $19.074 para estrato 2. De esta manera, el Gobierno del presidente Iván Duque ha mejorado los índices de conectividad de la ciudad para permitir que nuestros niños, niñas y jóvenes no sean los más afectados en sus estudios con esta pandemia; ayudando a que la telemedicina llegue a estas familias y trayendo nuevas oportunidades para acelerar la reactivación económica”, manifestó la ministra Abudinen durante su jornada de supervisión del servicio.

La meta de este programa es conectar alrededor de 500.000 hogares colombianos de estratos 1 y 2 al cierre del cuatrienio, con lo que se espera beneficiar a 2 millones de habitantes que antes no contaban con el servicio de Internet fijo. Actualmente se instalan los primeros 342 mil accesos, de los cuales más de 245 mil ya han sido activados en familias de bajos recursos de distintos departamentos del país.

“Nuestra meta es conectar el 70 % del país y ‘Hogares Conectados’ es nuestro proyecto principal, para que más familias tengan una mejor calidad de vida y oportunidades de progreso, desarrollo y reactivación económica incursionando en el comercio electrónico y haciendo uso de toda nuestra oferta de capacitación con la que también llegamos a ellas”, resaltó la funcionaria.

Josué dijo que con el servicio de ‘Hogares Conectados’ ha podido “hacer sus tareas, investigar y comunicarse con sus compañeros y profesores” durante la pandemia.

Durante el recorrido, la ministra Abudinen también visitó la casa de Carlos Olea Segura, quien vive junto con su esposa Alba y sus dos hijos. Él trabaja como independiente coordinando partidos de microfútbol en Ciudad Bolívar y a la fecha lidera 45 equipos en la categoría ‘Adulto’. Su pasión es ayudar en la prevención del consumo de drogas por medio del futbol, utilizando el beneficio de Internet para estar en constante comunicación con los jugadores, realizar los cronogramas y la organización de los partidos.