La salud visual debe ser prioridad durante todo el año dado que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el buen funcionamiento de los ojos determina la calidad de vida de cualquier persona e influye en todas las esferas de la sociedad.  Además, la misma entidad afirma que, “Un 80% de las causas de problemas visuales en la población mundial son prevenibles o curables”. 

Ahora bien, se acercan las vacaciones, un tiempo de descanso que muchos tendrán y en el que es necesario seguir algunas recomendaciones para no afectar sus ojos, y por qué no, aprovechar este tiempo para prestar mayor atención a ellos. Entre ellas, se destacan:

  1. Descanse de las pantallas

Esta es la oportunidad perfecta para que su visión descanse de la nociva luz azul o artificial que emiten y, pueden agudizar y acelerar la aparición de alteraciones visuales. Tan solo el último Reporte de Consumo Móvil en Colombia, para 2020, dado a conocer por Deloitte, reveló que el 80% de los encuestados manifestaron que utilizan demasiado el celular.

Ahora bien, el teletrabajo y el estudio remoto, a medida que se ha adoptado para disminuir el contagio por COVID-19, ha sobreexpuesto los ojos a la luz nociva que emiten las pantallas, o también conocida como luz azul. Estas rutinas afianzan la fatiga visual y también pueden ocasionar problemas acomodativos por estar mucho tiempo enfocando hacia la pantalla y sin hacer pausas activas para los ojos.

“Es oportuno destacar que, para los niños menores de 6 años no es recomendable usar dispositivos electrónicos, y después de esta edad no debe ser por más de una hora al día porque afecta su desarrollo neurológico y el de sus ojos, así que es aconsejable que descansen de las pantallas lo que más puedan durante vacaciones”, afirma Johanna Rozo, Optómetra y Experta en Baja Visión del Centro de Rehabilitación para Adulto Ciegos CRAC.

  1. Proteja sus ojos del sol

La radiación ultravioleta es una energía solar altamente nociva que causa alteraciones en el ojo humano, por lo que usar una correcta protección puede optimizar la calidad de su visión, en especial si se encuentra en regiones donde los rayos solares penetran con mayor intensidad debido a la ubicación geográfica, por ejemplo, el Caribe.  Cataratas, daños en la retina, fotoqueratitis y cáncer en los párpados son algunas de las enfermedades causadas por la exposición de los ojos a los rayos UV.

  1. Cuidado con el agua de las piscinas o el mar

El cloro de las piscinas y la sal del mar pueden generar irritaciones y con ello infecciones bacterianas, como la conjuntivitis. Lo más recomendable es evitar abrir los ojos debajo del agua o usar gafas protectoras, no obstante si presenta síntomas como sensación de sequedad y arenilla en los ojos, o sensación de cuerpo extraño dentro del ojo, enrojecimiento, irritación, lagrimeo e incluso, dolor, acuda a un especialista y no se automedique.

Al igual que a lo largo del año, la recomendación es que acuda al optómetra solo cuando es estrictamente necesario, dado que debemos seguir cuidándonos en casa, evitar salir y asegurar el distanciamiento social. Ahora bien, si tiene una emergencia o sus gafas necesitan cambio de fórmula, acuda a su centro de cuidado visual cumpliendo los protocolos de bioseguridad de cada establecimiento”, concluye Rozo.