El Gobierno Nacional y diferentes gremios han desarrollado campañas para que las personas aprovechen las compras digitales en la época de fin de año para así evitar las aglomeraciones de personas en espacios cerrados. De igual manera, trabajan en la concientización para que los consumidores no caigan en las estafas de los ciberdelincuentes.

Tenga en cuenta que entre los delitos más comunes se encuentra la modalidad de ‘vishing’ (combinación de ‘voice’, voz, y ‘fishing’, pesca). En el cual, los delincuentes se comunican directamente con las personas para engañarlas y obtener información financiera; haciéndose pasar por un agente de servicio de entidades financieras para “verificar” su cuenta bancaria o por un familiar que necesita dinero de manera urgente.

Así mismo está el llamado ‘smishing’, en este caso, los ciberdelincuentes envían mensajes de texto (SMS) a su celular con la intención de obtener información personal y financiera. En ocasiones, pueden recibir un SMS que le solicita a la persona acceder al ‘link’ de una página fraudulenta en internet, con el propósito de ingresar su información bancaria, o pueden indicarle a la persona que ocurrió un fraude con su cuenta y debe comunicarse de inmediato con un número telefónico falso que aparenta ser el centro de atención telefónico del banco.

De igual forma, están los mensajes de ‘phishing’ que son aquellos que parecen remitentes legítimos (como bancos, plataformas de ‘ecommerce’ o entidades públicas) e incluyen un ‘link’ que lleva a la persona a una supuesta página web segura. Sin embargo, esta página es una falsificación del portal web oficial de su banco (una imitación casi perfecta) y su única función es recoger su información personal o bancaria. Posteriormente, dicha información se usará para suplantar su identidad y robar el dinero de la cuenta.

Por esta razón, el Banco Caja Social ha establecido algunas recomendaciones para que pueda hacer las compras de Navidad y Fin de Año de manera segura. Lo más importante es que nunca entregue las contraseñas, datos personales o financieros a través de llamadas, correo electrónico, mensajes de texto o redes sociales. Evite abrir alertas y enlaces sospechosos donde le pidan ingresar sus datos personales. Si tiene dudas, llame a su Entidad bancaria y siempre desconfíe de las llamadas que ofrecen promociones y requieran información confidencial.