El Grupo Energía Bogotá (GEB) realizó hoy su Asamblea Ordinaria de Accionistas, en la que presentó los resultados financieros, operacionales y sociales durante 2019.

Los ingresos operacionales del Grupo en 2019 alcanzaron $4,9 billones, lo que representa un aumento del 22,2% frente al mismo periodo del año anterior. Por su parte, la utilidad neta en el 2019 fue $1,85 billones, que corresponde a un crecimiento de 5,6% frente al 2018. El Ebitda pasó de $2,64 billones a $3,12 billones, con una variación de 18,1%.

La Asamblea de Accionistas aprobó la distribución de $1,29 billones de dividendos, es decir $140 pesos por acción. Los dividendos se pagarán en dos cuotas iguales así:

La primera cuota hasta el 24 de junio de 2020
La segunda cuota hasta el 29 de octubre de 2020

Durante su intervención en la asamblea, que se realizó por streaming, la presidente del Grupo Energía Bogotá, Astrid Álvarez, sostuvo que “gracias a los programas de valor compartido y nuestro atributo cultural conciencia social con el que están comprometidos más de 2.300 colaboradores del GEB, se han beneficiado cera de 900.000 personas en Colombia, Perú y Guatemala”.

Agregó que la política de sostenibilidad ha permitido el reconocimiento del Grupo por su relacionamiento genuino y multicultural y por llevar progreso a las comunidades en las que opera. Al respecto, ilustró sobre sus dos programas insignia; Energía para la Paz, gracias al cual se logró la verificación de 46.542 hectáreas como zonas verdes libres de minas y el desminado militar de más de 173 kilómetros de minas antipersona, y, Energía para Aprender, el cual tiene como propósito la implementación de 24 aulas solares interactivas, en alianza con el Ministerio de Educación Nacional de Colombia.

De otra parte, en lo referente al Gobierno Corporativo, expresó que el Grupo implementó y consolidó su modelo de Gobierno Corporativo, proceso en el cual adoptó más del 92 % de las recomendaciones de la OCDE. Indicó que el Grupo es una empresa reconocida por dicha Organización como un caso ejemplar en esta materia.

Informó a los Asambleístas sobre el fortalecimiento de la gestión a través de los modelos de gestión integral del riesgo, maduración y creación de valor, de abastecimiento, de arquitectura de control y sostenibilidad. Indico que se dio inicio a los procesos de transformación digital, y de gestión de talento humano.  Sobre este último explicó que el mismo incluyó la ejecución del plan de liderazgo, el desarrollo de competencias, la creación de la academia GEB, la gestión del cambio y la adopción de políticas de diversidad e inclusión.