Durante la inauguración de la granja solar Bayunca 1, desarrollada por Egal y Promoenercol, el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, anunció una tercera subasta de contratos de largo plazo en Colombia que será lanzada en 2021, con el fin de seguir impulsando la Transición Energética y la reactivación sostenible del país, luego de los efectos causados por la pandemia del COVID-19.

“Esta nueva subasta será para proyectos que estén en operación antes de diciembre de 2022, para seguir consolidando esta revolución de las energías renovables no convencionales. En sólo 27 meses hemos multiplicado por 5 la capacidad instalada de renovables en el país y en los próximos 22 meses lo vamos a multiplicar por más de 20 veces. Esta nueva subasta va a llevar a que Colombia sea líder en la Transición Energética en América Latina”, aseguró el presidente de la República, Iván Duque Márquez.

Las condiciones de este proceso serán definidas y anunciadas por el Ministerio de Minas y Energía, y para esta oportunidad, se observa un potencial de participación de los comercializadores que atienden a usuarios no regulados (industrias), los cuales representan el 29% de la demanda nacional de energía, sin descartar que puedan participar los representantes de la demanda regulada (residencial y pequeños negocios).

A la fecha, en la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) se encuentran registrados más de 7.260 MW de capacidad instalada en proyectos de Fuentes No Convencionales de Energía Renovable (FNCER) en todo el país.

“La política del gobierno del Presidente Iván Duque para diversificar nuestra matriz eléctrica es una realidad que se demuestra con hechos, al pasar de menos de 50 megavatios de capacidad instalada con fuentes renovables no convencionales en Colombia en 2018 a más de 2.800 megavatios para finales del 2022.

Esta nueva subasta permitirá al país aprovechar aún más el potencial de generación solar con proyectos solares registrados ante la UPME, que suman más de 5.800 megavatios. Sólo la construcción de aquellos que están en las fases más avanzadas podría representar inversiones por más de 6.800 millones de dólares y la generación de hasta 32.000 empleos. De este modo, el sector minero-energético se consolida como uno de los ejes principales de la reactivación económica sostenible que necesita el país”, aseguró el Ministro de Minas y Energía, Diego Mesa.