Las formas de aprendizaje han cambiado, y con ellas el material de apoyo. Hoy es imposible imaginar un hogar sin la presencia de un computador, pues se ha convertido en una herramienta clave para el aprendizaje tanto de los más pequeños, como para universitarios y trabajadores de las familias.

Actualmente existen dispositivos ultralivianos y delgados para una mejor movilidad, con configuraciones para todos los gustos y necesidades y capaces de encender en tan solo segundos, lo que ahorra valioso tiempo para cuando se tiene que ‘correr’ con ciertos proyectos o tareas de última hora. Para este regreso a clases, Lenovo recomienda las siguientes opciones según la situación de cada estudiante:

En primer lugar, se debe definir el uso que se le dará al equipo, teniendo en cuenta el tipo de movilidad que va a tener. En caso de requerir poca movilidad se recomienda un All in One (computador todo en uno), el cual servirá tanto para el estudiante como para todos los habitantes de la casa. Si el estudiante debe llevar el equipo al colegio o universidad, es necesario un portátil o tableta delgados y livianos.

• Primaria: Los estudiantes de este nivel escolar requieren de un acceso rápido, pasando a un segundo plano el tema de almacenamiento, debido a que durante esta etapa existen las facilidades de la nube y el uso de diversas herramientas en la web que no necesitan estar en la máquina. Se recomiendan equipos con procesadores AMD, disco duro de estado sólido desde un tamaño de 128 GB aproximadamente y memoria RAM de 4 u 8 GB.

• Bachillerato: Durante esta etapa necesitan ejecutar programas más demandantes, por ello requieren de un mayor desempeño de procesador. Debe pensarse más en un procesador Intel Core i3 o AMD Ryzen 3. Un almacenamiento no necesariamente tan grande por las herramientas que actualmente proporcionan las instituciones educativas evitando la instalación de programas en el equipo. Se debe tener en cuenta una memoria RAM de 8 GB.

• Universitarios: La transición entre la etapa del colegio a la universitaria representa todo un reto y que mejor manera de acompañarla con herramientas que ayuden en la formación profesional y en el desarrollo de proyectos independientemente de la carrera seleccionada. Durante esta etapa programas especializados de cada formación necesitan equipos con un mayor desempeño y capacidad de multitarea que brinde tiempos rápidos en la respuesta.

Se recomiendan equipos con procesadores Intel Core i5 o i7 o AMD R5 o R7. Hay que contar con una memoria de video independiente y mantener la misma tendencia de disco duro sólido ya que se necesita que el equipo inicie de manera rápida y consumo de batería baja.