Con los recientes anuncios y la flexibilización de restricciones de algunos sectores, se autorizó la reapertura de los colegios, esto, bajo una etapa experimental, enmarcada bajo estrictos parámetros de distanciamiento social y medidas de bioseguridad, en donde las instituciones podrán tener un aforo máximo del 35%.

En este sentido, el retorno progresivo a la modalidad presencial, en medio de la emergencia sanitaria, demanda reorganizar el servicio al interior de las instituciones y en sus entornos, adoptando las medidas y recomendaciones de las autoridades de salud pública.  Adicional, es indispensable garantizar la continuidad del proceso educativo priorizando el cuidado de la salud, las prácticas de higiene y el distanciamiento físico para prevenir el contagio del COVID-19. Por lo anterior, algunos colegios ya tienen establecido sus planes piloto a implementar.

Al respecto, la rectora del Colegio San Patricio, Adriana Molino afirmo, “para las instituciones educativas es necesario atender las diferentes necesidades que tienen las familias, por esto, se debe brindar una solución para el modelo de estudio que prefieran los padres.

Quienes opten por que sus hijos continúen estudiando en casa, ya sea porque presentan comorbilidades, enfermedades, población vulnerable, etc., seguirán bajo la modalidad virtual de San Patricio en casa. Por otro lado, los que deseen que sus hijos regresen de manera presencial al colegio, lo harán bajo esquemas de bioseguridad cuidadosamente diseñados. Creemos que es posible que este modelo de alternancia se mantenga el próximo año, según las necesidades de los padres de familia”.

El colegio San Patricio, ubicado en la localidad de Suba, se suma a los colegios que implementan diferentes protocolos para el regreso de sus estudiantes a las instalaciones. Por lo anterior, la rectora de la institución mencionó algunas de las adecuaciones que han venido realizando para poner en marcha su plan piloto. Estas son:

  • Se creó un equipo líder de contingencia que es responsable de la estructuración, la implementación, el cumplimiento de las acciones preparatorias para el retorno gradual y progresivo a las aulas, como lo establece el Ministerio de Educación.
  • El modelo de alternancia con clases presenciales, en donde el 30% de las alumnas asistirá a las instalaciones y el 70% restante permanecerá en el programa “San Patricio en casa”. En total cerca de 140 alumnas asistirán diariamente al colegio.
  • Se ha diseñado un programa piloto de presencialidad dos días a la semana, en un horario de 8:00 a.m. a 12 del día, con 4 bloques de actividades en la jornada. Se pretende iniciar la primera semana con preescolar y Grado 11° y luego con los demás niveles.