Con optimismo ven los empresarios del transporte terrestre intermunicipal de pasajeros, la nueva normalidad que vive el país, frente a la reactivación de la economía.  Pese a que las cifras aún no son favorables para los transportadores, sí esperan que para final e inicio de año, se presente una mayor movilización de pasajeros.

Sin embargo, según el  presidente de la Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Terrestre Intermunicipal- ADITT, José Yesid Rodríguez, reconsiderar la medida de ocupación del 50% de los vehículos, permitiría evidenciar una importante recuperación para el sector y no afectaría la salud de los usuarios. “Hemos insistido al Gobierno Nacional que es necesaria la modificación del protocolo de ocupación de los vehículos. Otros países ya lo están haciendo con éxito, de tal manera que los usuarios pueden tener la confianza de viajar en un vehículo con todos los protocolos de bioseguridad”, afirmó.

Para los empresarios, mantener los costos de operación, peajes y combustible, para un viaje con la mitad de la ocupación, es igual a como si llevara una ocupación del 100%. “Estamos realizando viajes con una ocupación vehicular del 50% y los costos de operación se deben asumir en su totalidad, pues estos no se pueden trasladar en las tarifas para los usuarios. Por esto, las pérdidas a la fecha ascienden a$1.7 billones”, puntualizó Rodríguez.

De acuerdo con las cifras del sector, diciembre y enero son meses de alto flujo de pasajeros, especialmente en las rutas hacia el norte y centro del país. Por tal razón, los empresarios insisten en las acciones que debe tomar el Gobierno Nacional para flexibilizar el aumento en el porcentaje de ocupación sin afectar la salud de los usuarios. “Incrementar la ocupación de los vehículos para cada viaje, permitirá ofrecer más recorridos para el alto flujo de pasajeros que estimamos tener para las temporadas de diciembre y enero próximos, evitando aglomeraciones de personas y seguridad en los viajes”, afirmó el dirigente gremial.