La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios culminó el fin de semana la visita de inspección a la infraestructura y puesta en marcha de los planes de emergencia y contingencia por parte de los prestadores de acueducto, alcantarillado, aseo, energía y gas, para restablecer el servicio a los usuarios en San Andrés y Providencia.

Desde el pasado miércoles 18 de noviembre, la superintendente, Natasha Avendaño García, y su equipo técnico de las delegadas para Energía y Gas, y para Acueducto, Alcantarillado y Aseo, se desplazaron al archipiélago para evaluar las condiciones de prestación de estos servicios, y las acciones técnicas, operativas y de atención a los usuarios ante la emergencia.

 En visita a las instalaciones de Sopesa se verificó el restablecimiento total del servicio de energía en San Andrés. En Providencia se han presentado dificultades para restituir en los 18 km de la red de distribución, labor que apoyan Edemsa y Emcali. Sin embargo,  el centro de la isla ya cuenta con energía eléctrica.

Igualmente, con Veolia se revisó la infraestructura del alcantarillado de San Andrés que presenta daños por el paso del huracán Iota, así como el estado del emisario submarino afectado fuertemente por el coletaje de la tormenta tropical Eta. La empresa anunció que iniciará su reparación el tres de diciembre con el apoyo de la Asociación de buzos de Santa Marta. Se espera culminar las obras antes de finalizar el año.

En el recorrido a la isla de Providencia, donde se presentaron las mayores afectaciones, se encontró que la empresa Provigas está surtiendo los cilindros de GLP directamente en el puerto, ante los graves daños de sus instalaciones y la destrucción del depósito que no permiten almacenar el combustible de manera segura. Los cilindros son enviados desde San Andrés según la demanda.

“Con relación al servicio de acueducto, nos preocupa la fuente de agua que abastece gran parte de la isla al quedar destruida la vegetación que protege la cuenca. El municipio está atendiendo la emergencia con dos plantas potabilizadoras portátil que fueron entregadas por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y Minvivienda, mediante la distribución con carrotanques; mientras adelanta la reparación de las redes de distribución afectadas y prepara la instalación de acometidas para las nuevas viviendas que serán construidas en la isla”, indicó la funcionaria.

Al visitar el relleno sanitario Blue Lizard, frente al cual la superintendencia ya había requerido acciones de mejora en su operación, la entidad indica que, con los daños causados por el huracán, se hará necesario concretar una nueva solución integral a la disposición de residuos.

Al cierre de la agenda por San Andrés, en la planta de Residuos Sólidos Urbanos, RSU, que genera energía a partir de residuos sólidos, se verificó el avance de la obra que se encuentra en pruebas para su inauguración en el primer trimestre de 2021.