A lo largo de sus 1.600 kilómetros de costa, República Dominicana no solo cuenta con las playas más soñadas del Caribe, sino que muchas de ellas se destacan por ser bandera azul, una certificación internacional otorgada a playas de todo el mundo que cumplen con exigentes estándares de cuidado del medio ambiente.

“Nuestras playas certificadas con bandera azul son un ejemplo de los esfuerzos de República Dominicana por preservar la belleza natural y fomentar el turismo sostenible en esos escenarios costeros maravillosos, uno de los principales atractivos de nuestro destino”, afirma Magaly Toribio, asesora de Marketing del Ministerio de Turismo de República Dominicana (MITUR).

El programa Bandera Azul -que nació en Francia en 1987 y se fue extendiendo a más países hasta convertirse en un programa global- es una certificación ecológica voluntaria que reconoce playas y marinas que cumplen exigentes requisitos de calidad ambiental. El lema del programa resume los ejes principales que se toman en cuenta a la hora de calificar para bandera azul: “Agua pura, costas limpias, seguridad y acceso para todos”.

República Dominicana participa del programa desde 2004 y cuenta con 29 playas certificadas ubicadas en distintos puntos del país. La certificación dura un año.

Algunos de los criterios que se evalúan para otorgar la certificación bandera azul son: que la playa organice actividades de educación ambiental al público; que la calidad del agua sea excelente en todos los puntos en donde se realizan muestreos durante todo el año en base a exigentes estándares internacionales; que cumpla con las regulaciones de zonas costeras en cuanto a limpieza, construcciones, gestión de aguas residuales y conservación ambiental.

También se tiene en cuenta que haya socorristas, equipos de rescate, primeros auxilios y salvavidas para velar por la seguridad de los visitantes que ofrezca carteles informativos y buena señalización del lugar.

Las playas ubicadas en distintos puntos del país, cumplen con estrictos criterios relativos a la calidad del agua, costas limpias, medidas de seguridad.

Este destino se constituye como uno de los más atractivos para los turistas a partir de hoy con la apertura de la Feria de Anato que tiene lugar en Corferias.Se espera el ingreso de importantes personalidades y familias que desean separar desde ahora el sitio vacacional para los meses de junio y diciembre  del año en curso.