Si bien es cierto que la información bancaria, las fotos, videos, correos y chats privados guardados en nuestro celular han pasado a convertirse en nuestra propiedad de mayor valor, también es una verdad preocupante que estos datos, guardados allí, son totalmente vulnerables y pueden estar expuestos al oportunismo de los hackers o al de las empresas que comercian con datos personales.

Andrés Guzmán Caballero, gerente de la empresa colombiana Adalid, experta en seguridad de la información e informática forense, aconseja siempre estar protegido y esto se puede lograr con la simple descarga de aplicaciones desarrolladas para la seguridad de los teléfonos móviles, las cuales cuestan muy poco, o incluso son de descarga gratuita.

Según el experto, estas son algunas de las apps más reconocidas para proteger su celular, según el sistema operativo que use.

Para Android

Kaspersky Internet Security for Android: Es una solución antivirus de descarga gratuita que brinda seguridad a teléfonos y tablets y que cuenta con funcionalidades antivirus, anti malware (o programa malicioso) y antirrobo.

F-secure safe: Funciona para teléfonos inteligentes o tabletas que utilicen Android 5.0 o posteriores. Esta App tiene la capacidad de bloquear el teléfono en caso de robo y borrar todos sus datos de manera remota. Así mismo protege el dispositivo contra virus, spyware y robos de identidad. De igual manera, esta cuenta con control parental y bloquea la descarga de aplicaciones malintencionadas.

McAfee Security: Esta aplicación, que trae un poderoso motor de seguridad provisto por McAfee Global Threat Intelligence, tiene además la capacidad de mejorar el rendimiento de su teléfono.

Avast Secure-Me: Se especializa en proteger los dispositivos frente al phishing, el malware y el spyware no deseado, además de los virus maliciosos, como los troyanos. Asimismo, la función Anti-Theft puede rastrear con toda precisión el dispositivo perdido o robado.

Con funcionalidades de tipo forense, esta app es muy interesante porque permite certificar fotos, páginas web y correos electrónicos para demostrar que estos sí existieron en un momento determinado y no fueron alterados. En el caso de un accidente de tránsito, por ejemplo, solo hay que tomar las fotos pertinentes y la aplicación hace el proceso de certificación en la nube.

Así mismo, la app puede certificar un correo electrónico o una web, tan sólo basta con guardar la prueba y la app se encarga de demostrar que esta sí existió.