El gobierno nacional anunció un nuevo decreto en el que, desde el primero de septiembre, da vía libre a los viajes por carretera sin la restricción de tres pasajeros como máximo, si no, el cupo completo en cada vehículo; por supuesto, siempre y cuando se cumplan con las normas de bioseguridad.

Es por eso que los expertos de Baterías Mac quieren invitar a los conductores colombianos a emprender una aventura en carro para apoyar uno de los sectores más afectados por el Covid-19: el turismo. Haciendo de esta coyuntura la oportunidad para conocer destinos nacionales que recargarán de energía los ánimos después de un largo confinamiento y que hará menos abrupta la adaptación a esta “nueva normalidad”, donde respetar las normas de aislamiento, deben ser parte del día a día para disfrutar sin imprevistos, cada parte del recorrido.

Siete pueblitos en uno.

Conocer cada pueblo de Boyacá podría ser un gran roadtrip, pero teniendo el pueblito boyacense ubicado en Duitama, esto es posible en menos tiempo: allí se reúne la belleza arquitectónica, gastronómica y cultural de municipios como Villa de Leyva, Sáchica, Tibasosa, Ráquira, Monguí, Tenza y el Cocuy. La propuesta de Ricardo Bautista Pamplona se hizo realidad al ejecutarla junto al Instituto de Cultura y Artes de Duitama; dándole espacio a las casas coloniales, calles adoquinadas, puertas de fuertes colores y sabores tradicionales de la región.

Cuando hablamos de pueblitos mágicos, no puede faltar Barichara.

Barichara- declarado como Patrimonio de Colombia, tiene lo que muchos buscan: tranquilidad, eso es lo que inspira este pueblo colonial junto a la historia que guardan sus calles y habitantes, hará de este un destino ideal para relajarse y contemplar la imponencia del cañón del río Suárez.

Sin Guatapé, no hay roadtrip por Colombia completo.

En Antioquia, a dos horas de Medellín, se encuentra uno de los destinos más coloridos y reconocidos en Colombia por tener uno de los miradores emblemáticos del país: la piedra del Peñol. Este lugar tiene más de 220 metros de altura y cuenta con aproximadamente 670 escalones que tienen como recompensa la imponente vista al embalse del Peñol; que también se puede recorrer en lancha para ver de cerca las diferentes islas más representativas, acompañado de las historias del antiguo pueblo que fue inundado para darle cabida a este megaproyecto hidroeléctrico.

Para rematar, el Eje Cafetero…

Un roadtrip por Colombia sin el toque del café, no está completo. Por eso ir al Quindío debe ser un imprescindible en la agenda para disfrutar de la combinación del buen sabor, gente amable y hermosos paisajes que se encuentran en cada uno de sus pueblos. Para iniciar, pasar por el viaducto César Gaviria Trujillo de Pereira, una de las obras más importantes del departamento y de Colombia, seguido del Parque del Café a las afueras de Armenia y visitar Salento para ir al Valle del Cócora, serán una buena idea para terminar el recorrido con toda la energía que trasmite nuestro país.