Las empresas del país deben recoger, en un comienzo, 10% de los empaques y envases que pongan en el mercado a partir de enero de 2021.

Según el Informe de Disposición Final de Residuos DNP, en el país se generaron 12 millones de residuos sólidos en 2019 y solo se recicla el 16.5% en promedio. Para mejorar esta estadística, en 2021 empieza a regir la resolución 1407 de 2018 que reglamenta la gestión ambiental que establece el compromiso que tienen las empresas de recoger los empaques y envases de papel, cartón, plástico, vidrio y metal que ponen en el mercado, excluyendo los usados en el sector farmacéutico usado para medicamentos primarios o peligrosos.

La resolución busca la recuperación y el aprovechamiento de envases y empaques por medio de la reutilización, reciclaje, valorización energética y coprocesamiento de estos, con la intención de incorporarlos de nuevo al ciclo económico y cumplir con unas metas de captación que inicia con el 10% en 2021 para luego aumentar en 2% y 3% hasta llegar al 30% al cierre de 2030. Además, pretende que las empresas inviertan en investigación y desarrollo del eco diseño para cumplir con el proceso y generar sensibilización y cultura ciudadana alrededor del adecuado manejo de estos materiales.

Diego Guzmán CEO de Ática, empresa líder en la gestión integral de residuos sólidos, aceites y aguas, manifestó: “es importante que las empresas entiendan que esta regulación generará mayor sentido de pertenencia con el medio ambiente y sensibilización para las próximas generaciones por medios de mecanismos de comunicación para un consumo sostenible. Además, los hará más competitivos y productivos”.

Guzmán añadió que las empresas pueden presentar un Plan de Gestión Ambiental de Residuos de Empaques y Envases (PGAREE) individual, colectivo tipo A (crear una nueva persona jurídica para el proceso) o tipo B (un responsable que debe ser aprobado), de acuerdo con su actividad económica y el lineamiento de un gestor ambiental experto para apoyar esta operación desde la recolección, transporte, selección, clasificación hasta el aprovechamiento y certificación.

“A partir de esta resolución se creó Empática una solución para que cualquier empresa cumpla con todo el proceso de recolección del material que ponen en el mercado y el debido aprovechamiento del mismo, lo que tendrá un impacto positivo en la conservación de los ecosistemas en el país”, expresó el directivo de Ática.

Paso a paso para cumplir la resolución

Entre los ítems del Plan de Gestión Ambiental de Residuos de Empaques y Envases que pueden presentar las empresas para implementar lo exigido por el Gobierno Nacional, se encuentran.

Primer paso: buscar información general del operador óptimo que puede recoger los productos.

Segundo paso: tener la identificación de los actores que conformarán el Plan con su estructura administrativa, organigrama, funciones de cada integrante y su identificación.

Tercer paso: cada empresa debe tener claro el domicilio de las compañías, tiendas o grandes superficies donde harán la recolección, el almacenamiento y aprovechamiento del material a reciclar.

Cuarto paso: disponer de los permisos, concesiones y autorizaciones ambientales, personal involucrado en la clasificación, cifras de materiales puestos en el mercado, meta de cumplimiento, descripción general de las características, funcionamiento técnico y logístico e inversión en el desarrollo e investigación.

Quinto paso: las empresas que hayan recogido y manejo 10% de los materiales que pusieron en el mercado colombiano tendrán que certificar dicho proceso ante una entidad autorizada.