Liderar una estrategia nacional para superar la problemática fitosanitaria que afronta la palma de aceite en el país, la cual ha dejado una pérdida cercana a los US$2.700 millones en la última década, urgió el director general de Cenipalma, Alexandre Patrick Cooman, al Gobierno Nacional.

El pronunciamiento fue hecho durante el Foro “Situación fitosanitaria de la región Caribe: retos para la ciencia, la tecnología y la innovación”, organizado por la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Agrosavia, que clausuró anoche su evento, realizado en el Hotel Irotama de Santa Marta.

A través de tres puntos concretos, Alexandre Cooman pidió al Gobierno intervenir con decisión para salvar la palma de aceite, uno de los sectores de mayor relevancia en el PIB agrícola nacional, en el cual ocupa el cuarto lugar, si se tienen en cuenta el aceite y la almendra, cifra que se encuentra por encima, incluso, del arroz, del banano tipo exportación y de la caña de azúcar, entre otros. Esto, en cuanto hace referencia al valor de la producción agrícola.

Con este panorama, el Director de Cenipalma llamó la atención del Gobierno, en primer lugar, para emprender un proyecto nacional orientado a la eliminación, contención de brotes y mitigación de la afectación de dos de las más graves enfermedades que presenta la palma de aceite en el país: la Pudrición del Cogollo –PC- y la Marchitez Letal –ML-. El costo para estos desarrollos en 2020 sería de $7.316 millones, lo cual se debe ver, sin lugar a dudas, como una inversión.

El segundo llamado hace referencia a la puesta en marcha de un proyecto de instrumentos financieros que permita la prevención, el manejo y la reactivación económica de las áreas afectadas por problemas fitosanitarios, en el cual se concentrarían recursos por valor de $1,2 billones para ser ejecutados entre 2020 y 2024. De dicha suma, los palmicultores aportarían la mayor parte: $1,144 billones, mientras que al Gobierno le corresponderían $149.000 millones. De este monto global, $708.000 millones irían a prevención y $585.000 millones a renovación, explicó.