Con relación al anuncio hecho por Cenit y sus filiales sobre “alivio de hasta el 50% en tarifas de transporte por oleoductos para productores de petróleo”, la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), en representación de las empresas privadas productoras de hidrocarburos, se permite precisar que:

1. La propuesta de los transportadores no reduce las tarifas. No es una disminución del 50% en las tarifas, sino un ofrecimiento de financiación (por dos meses) con cobro de intereses sobre este porcentaje. La medida no suple los requerimientos económicos de los remitentes frente al valor actual de las tarifas que, como se ha indicado, son excesivamente altas. Esta solo incrementaría los costos de transporte, pues luego de los dos meses habría que pagar la misma tarifa con los intereses (1.5% efectivo anual).

2. El financiamiento ofrecido por las transportadoras desconoce la realidad de la crisis de precios que vive el sector, cuya duración no es claro por cuánto tiempo se extenderá. Esta situación de precios está llevando a las empresas privadas a cerrar campos y por ende a reducir su producción. A la fecha, se ha reducido la producción en cerca de 52.000 barriles [1]día y se prevé un recorte adicional de 30.000 barriles [2]día, a partir del próximo mes. Esto no solo afecta la producción de crudo con consecuencias para la autosuficiencia energética del país, sino que también reduce importantes recursos de regalías, impuestos y derechos económicos, impactando considerablemente las finanzas de la Nación y los aportes para las regiones.

3. Con relación a reducciones específicas de tarifas, la propuesta real de Ocensa (el oleoducto que transporta el mayor volumen de petróleo del país) es disminuir el 0.6%. Es decir que pasa de una tarifa de USD 7.75 a USD 7.70 por barril; un ajuste mínimo cuando los precios del petróleo han caído un 71% desde enero y un 42% en los últimos dos meses, y más, si se tiene en cuenta que en julio de 2019 la compañía incrementó las tarifas un 10%.

4. Considerando que las tarifas de transporte de crudo por oleoducto tienen un peso en los costos de operación de alrededor del 45%, lo que la industria requiere y ha solicitado es una reducción del 60% cuando el precio referencia Brent esté por debajo de US 45 dólares por barril.

5. La etapa de negociación entre transportadores y remitentes, se ha agotado sin éxito, teniendo en cuenta que las ofertas presentadas por los transportadores no han sido producto de una negociación, sino anuncios unilaterales.

6. Es por este motivo que la ACP le ha solicitado al Ministerio de Minas y Energía que, en uso de sus facultades contempladas por el Código de Petróleos, intervenga las tarifas de transporte por oleoductos, expidiendo una resolución que restablezca un equilibrio económico en el sector de hidrocarburos en este periodo de bajos precios, como medida para contribuir a mitigar la crisis actual.