La conciencia medio ambiental que se ve presente en los últimos años en la sociedad, también involucra a las empresas, quienes han empezado a buscar la forma de ofrecer alternativas sostenibles a la sociedad.

Un ejemplo de ello ocurre en el rubro de la construcción con la creación de edificios automatizados o inteligentes, lo que se conoce como inmótica y lo que lleva a contar con una serie de alternativas tecnológicas que logran un mayor ahorro de energía, mejor confort y más seguridad para las empresas, sus trabajadores y los usuarios.

“Cuando hablamos de inmótica, estamos haciendo referencia a edificios automatizados, los cuales son operados a través de una plataforma de gestión e integración de todos los sistemas que lo componen, tales como: sistema de aire acondicionado, calefacción y ventilación (HVAC), sistema de iluminación, sistema de seguridad, sistema de medición de energía, entre otros.

Esta plataforma de gestión e integración es conocida como BEMS (Building and Energy Management System) y está compuesta por elementos tanto de hardware como de software”, explica César Mauricio Montañés, gerente de producto de Digital Building para el clúster andino en Schneider Electric.

Si bien el mercado de automatización y gestión de edificios en Latinoamérica aún no llega al mismo nivel de madurez que en otras regiones como Estados Unidos o Europa, nuestro país va por buen camino y son cada vez más las empresas que apuestan e invierten en construir los llamados edificios inteligentes, implementando plataformas BEMS, por ejemplo, en centros comerciales, edificios de oficinas, hoteles, hospitales y aeropuertos.

Los ahorros energéticos

Pero ¿cuáles son los beneficios de contar con un BEMS? Esta plataforma de gestión es necesaria para tener un edificio verdaderamente sostenible porque ayuda a limitar la huella de carbono maximizando la eficiencia energética y generando ahorros superiores al 30% e incluso, en algunos casos, se ha llegado hasta un 70%. “Se sabe que los sistemas que consumen la mayor cantidad de energía eléctrica en una edificación y donde hay grandes oportunidades de ahorro son los sistemas de aire acondicionado, calefacción y ventilación, y de iluminación”, comenta Montañés.