Por: Rudames.

 

Dos grandes del mundo y de Colombia partieron en la semana que acaba de terminar, se trata de Steve Jobs cofundador de Apple, ese genio que cambió la vida a la generación actual puesto que dejó computadores, música, teléfonos celulares y le cambió el rumbo al mundo de las películas animadas, dejó un gran legado y lo que se espera es que esas empresas que creo con tanto esfuerzo sigan adelante y estamos seguros que con el correr de los tiempos su nombre figurará con mayor fuerza en la historia de la humanidad.

Cuando se va alguien como este genio, no cabe más que esperar que haya una nueva oportunidad, pues seres como estos no aparecen de la noche a la mañana y son pocos los que tienen posesión de esa locura genial que los hace diferentes a los demás y lo que más llama la atención es que todos estos grandes hombres hayan dejado el mundo material todavía en edad temprana.

Otra fue la pérdida para Colombia con la desaparición de un hombre que amasó una gran fortuna y que fue un gran filántropo, hablamos de don Julio Mario Santo Domingo, un hombre de gran visión para los negocios y que siempre estuvo pendiente de lo que sucedía en el país, y a pesar de no haber sufrido nunca la necesidad de nada tuvo muy claro en su cabeza el deseo de ayudar a los más desposeídos del país y dejó una gran huella con su empuje de hombre trabajador y honesto, además de tener una gran visión para los negocios, un gran ejemplo que no hay que sacar las riquezas de la tierra que lo vio nacer sino hacer cosas cada día más grandes por ella. Muchos escribirán y se hablará de Julio Mario Santo Domingo, un gran amante de la cocina, empresario audaz, coleccionista de arte, fanático del jazz, buen jugador de póker y escritor de alto nivel.

 Fue un gran magnate a nivel internacional y su capacidad de manejar con un estilo propio y sin hacer sentir mal a nadie los verdaderos hilos del poder, mediante la generosidad y amabilidad, porque nunca tuvo reparos en el trato que les dio a las gentes sin importar las clases sociales.

+++++++++++++++

Las páginas sociales de los diarios y las noticias muchas veces se olvidan de los que hicieron noticia, de los que fueron gloria para la prensa nacional e internacional y para esas voces que marcaron hitos en la historia de la radio en el país, pero antes de decir lo que quiero decir, tengo que opinar que somos muy ingratos y hablamos únicamente de las personas cuando están en su curubito y las nuevas generaciones se han olvidado de hablar de las cosas bellas que hacen muchos hombres en su paso por este mundo terrenal.

 Lo anterior para protestar a cuello abierto por el silencio de los medios de comunicación a hacer un homenaje a uno grande la radio en Colombia, quien impuso su estilo y se escuchó por décadas en las principales cadenas de radio del país, como son Todelar y Caracol, me refiero a don Ramón Ospina Marulanda quien dejó de existir el jueves anterior y ni siquiera se nombró en muchos medios de comunicación. Don Ramón fue un hombre de radio, especializado en narrar corridas de toros y de llevar el buen nombre de Colombia por todos los ruedos taurinos del mundo.

Después de una penosa enfermedad dijo adiós, pero como los grandes estamos casi seguros que no pasará al olvido.

+++++++++++++++

La popularidad de Juan Manuel Santos es bastante alta, pero hay contradicciones de quienes están en pro o en contra de su gobierno, porque muchos hablan que su gobierno está fallando en temas tan importantes como la seguridad y la salud, pero el desempleo ha bajado, la imagen del país en el exterior es bastante buena y en la parte económica podemos decir que son muchos los logros alcanzados y otra de las cosas que hacen pensar que haya aceptación del gobierno Santos es sin lugar a dudas lo sucedido el viernes anterior cuando las centrales obreras anunciaron con bombos y platillos un paro nacional de los trabajadores del Estado y con pena y respeto con los sindicalistas se les puede decir que ese famoso paro fue un verdadero fracaso, los colombianos quieren trabajar en paz y quieren cosas claras, no salir a protestar por protestar y quizá lo que más daño ha hecho a estos paros es la infiltración de grupos al margen de la ley, que no buscan sino el caos, terminar con la tranquilidad y dejar totalmente destrozadas las ciudades.

+++++++++++++++

Estoy de acuerdo con lo que decía Noticias Uno en su emisión del sábado 8 de octubre, cuando criticaron que las entrevistas hechas por Cala y transmitidas la semana anterior por CNN en Español hubieran sido patrocinadas por Pro Export, empresa del Estado dedicada a dar a conocer las cosas bellas del país, en especial en la parte del comercio y del turismo, porque hubo entrevistas que no se debieron pasar como la del ex presidente Álvaro Uribe que se dedicó a hacer propaganda de sus dos etapas de gobierno y qué decir de la del general Plazas Vega, quién se dedicó a hablar mal de la justicia y del país al que calificó de ser una narco democracia, así no deben de ser las cosas y estas entrevistas se debieron de hacer a otra clase de personajes, para mostrar los avances en el campo turístico que ha tenido el país en los últimos años, deportistas que le han dado nombre al país, grandes artistas, entre cantantes, actores, pintores, entre otros, pero de verdad si fue un desperdicio que Cala haya llegado solo a hacerle propaganda en dos entregas a Álvaro Uribe Vélez y a que se dijeran cosas no muy buenas del país y pagas con el dinero del mismo.

+++++++++++++++

Leí hace algunos meses un artículo sobre los abuelos que deseducaban a los nietos, espero no entrar a ese grupo de abuelos, porque quiero compartirles que desde el 8 de octubre a las 12:50 de la tarde cuento con una nieta nacida de mi hija menor y que se llama María Paula. 

rudames@gmail.com