Basada en la búsqueda de tesoros más grande en la historia de la humanidad, Operación Monumento, inspirada en hechos reales, es un drama de acción que se centra en siete directores de museo, artistas, arquitectos, curadores e historiadores de arte entrados en años y fuera de forma, que fueron al frente de batalla para rescatar las obras de arte más importantes del mundo, que estaban en manos de los ladrones Nazi para regresarlas a sus dueños legítimos. Con el arte escondido tras líneas enemigas, ¿cómo estos tipos iban a esperar tener éxito? Una vez que estos hombres se involucraron en una carrera contra el tiempo para evitar la destrucción de 1000 años de cultura, sus vidas para proteger y defender los logros más impresionantes de la humanidad también estuvieron en juego.

Fox 2000 Pictures y Columbia Pictures presentan una producción Smokehouse, Operación Monumento. El filme es protagonizado por George Clooney, Matt Damon, Bill Murray, John Goodman, Jean Dujardin, Bob Balaban, Hugh Bonneville y Cate Blanchett. Dirigida por George Clooney. Producida por Grant Heslov y George Clooney. Guión de George Clooney & Grant Heslov, basado en el libro de Robert M. Edsel con Bret Witter. La Productora Ejecutiva es Barbara A. Hall. El Director de Fotografía es Phedon Papamichael, ASC. El Diseñador de Producción es Jim Bissell. Editada por Stephen Mirrione, A.C.E.  La Diseñadora de Vestuario es Louise Frogley. La música es de Alexandre Desplat. 


ACERCA DEL FILME

“La historia de los ‘Monuments Men’ es una que en realidad muy poca gente conoce”, comenta George Clooney, quien regresa a la silla de director para la historia de un reducido grupo de artistas, historiadores del arte, arquitectos y curadores de museo, que encabezan el rescate de 1000 años de civilización durante la Segunda Guerra Mundial en su nueva película, Operación Monumento. “Artistas, comerciantes de arte, arquitectos —estos fueron hombres con una edad que superaba por mucho a la de aquellos que son reclutados para una guerra o se ofrecen como voluntarios. Pero emprendieron esta aventura porque creían que la cultura podía ser destruida. Si fallaban, hubiera podido significar la pérdida de seis millones de piezas de arte. No iban a permitir que eso sucediera —y, la verdad de los hechos, lo lograron”.

La oportunidad de hacer una película de la Segunda Guerra Mundial era tremendamente atractiva para Clooney y su socio escritor y productor, Grant Heslov. “Existe un cierto romance que gira en torno a estas películas —The Great Escape, The Dirty Dozen, The Guns of Navarone, The Bridge on the River Kwai”, comenta Clooney. “En esos filmes, te enamoras de los personajes y los actores, tanto como de la historia. Y pensamos que Operación Monumento era una gran oportunidad para conseguir actores contemporáneos interesantes para contar nuestra versión de ese tipo de películas —es una manera divertida y entretenida de hacerlo”.

Parte del drama del filme es que todos los ´Monuments Men’ son muy inadecuados para servir como soldados en tiempos de guerra. “Las guerras se combaten entre muchachos de dieciocho años”, comenta Clooney. “Una vez que llegas a los John Goodmans, los Bob Babalabans y los George Clooneys, sabes que estos tipos no fueron reclutados”. Heslov añade: “Lo hicieron porque era evidente que eran las únicas personas que lo podían hacer”.

“De hecho, nunca la concebimos como una película de guerra —era una película de robos”, comenta Clooney. “Y después, el primer día, llegamos al set, y todo mundo se tuvo que poner sus uniformes y cascos”.

Clooney quiso que Operación Monumento fuera su siguiente proyecto no sólo por su emocionante y dramático tema, sino también porque representaba un cambio agudo y decisivo con respecto a su película más reciente, The Ides of March. “Estábamos muy orgullosos de esa película, pero era contemporánea, y muy pequeña —y también cínica”, comenta Heslov.

“Hemos hecho unas cuantas películas cínicas, pero en general no somos personas cínicas”, continúa Clooney. “Queríamos hacer una película que no lo fuera, una película que fuera sencilla, tradicional y tuviera una desarrollo positivo intrínseco”.

En su búsqueda por material, Heslov mencionó que había leído recientemente el libro Operación Monumento by Robert M. Edsel con Bret Witter, y le comentó el tema a Clooney. Aquí había una oportunidad de contar una historia optimista con un fondo de gran escala —una historia verdadera de grandes riesgos.

“Estaba viviendo en Florencia, y caminaba a lo largo del Puente Pontevecchio —el único puente que no fue destruido por los Nazis cuando se fueron en 1944— y me preguntaba que éste había sido el más grande conflicto en la historia… ¿cómo fueron rescatados todos estos tesoros culturales, y quién lo hizo?”, pregunta Edsel. “Quería encontrar la respuesta”.

La respuesta fue el grupo ‘Monuments, Fine Artes and Archives’, que iría al frente de guerra y que, por primera vez, intentaría salvar los tesoros que pudieran ser rescatados. “La cultura estaba en riesgo”, comenta Clooney. “Lo vez todo el tiempo. Lo viste in Irak —los museos no estaban protegidos, y viste qué tanta de su cultura se perdió debido a ello”.