“Ellos querían a Sophie más que a nada; y entre todo el mundo, nos escogieron a nosotros”.

Todo el mundo tiene un plan diferente para su vida perfecta.  Para Holly Berenson, es expandir su pequeño y elegante café boutique y convertirlo en un restaurante; y tal vez, algún día, abrir varias sucursales.  Para Eric Messer, su plan es ascender y dejar de ser un técnico de televisión para convertirse, en todo el sentido de la palabra, en director de televisión deportiva a nivel nacional.

Pero la vida que planeamos rara vez es la que vivimos.  Este es uno de esos casos cuando los planes de Holly y Messer quedan suspendidos por la repentina y trágica muerte de sus mejores amigos mutuos, Alison y Peter Novack.  Holly y Messer siempre han tolerado, más que disfrutado, la compañía del otro; pero ahora se ven en la posición de ser los tutores legales del bebé de los Novack, Sophie.

Katherine Heigl, quien interpreta a Holly, dice: “Estas dos personas caen en una situación, deben ponerse a la altura de la misma, y hacer lo correcto.  Pero para hacerlo deben sacrificar una gran parte de sus propios sueños”.

Josh Duhamel, quien actúa con Heigl como Messer, añade: “Los dos adoran a esa niña y se sienten obligados a por lo menos tratar de hacer lo que sus amigos querían… aunque los dos vayan en direcciones totalmente diferentes en sus vidas y en realidad no se caigan bien”.

Acorralados, Holly y Messer de alguna manera tendrán que hacer que funcione.
“Quizá no lo vean así al principio, pero criar a la hija de Peter y Alison es un homenaje a la pareja que los dos querían”, comenta el director de la película, Greg Berlanti.

El argumento original, escrito por Ian Deitchman y Kristin Rusk Robinson, llegó primero a manos del productor Barry Josephson.  “Era un guión maravilloso que me cautivó de inmediato”, declara Josephson.  “Era entretenido y sincero y te enganchaba intensamente.  También me encantó el concepto, porque es algo de lo que hablaban muchos de mis amigos que tienen hijos.  ¿Quién sería la persona más indicada para cuidar a su hijo?  ¿Un amigo o un pariente?  ¿Quién podría ser?”

Josephson compartió el guión con el productor Paul Brooks, al que le pareció “algo con lo que uno se identifica muy fácilmente.  Y gracioso, cálido y conmovedor.  Los personajes eran estupendos y la historia se veía muy completa y equilibrada; me reí y lloré por igual”.

Heigl sintió lo mismo.  “Soy una gran fanática de las comedias románticas”, dice.  “Me encantan, voy al cine a verlas y esta era muy graciosa y, al mismo tiempo, tenía mucha alma”.

Duhamel está de acuerdo.  “Este guión me pareció especial.  La historia era muy graciosa, pero a la vez trágica y triste.  En mi opinión, esas son las mejores películas”.

La idea para la historia surgió de una conversación que Deitchman tuvo con su esposa cuando ella estaba embarazada de su hija, en la que surgió el tema de la tutoría legal.  “Los dos dijimos, bromeando, que deberíamos dejárselo a nuestros amigos Mike y Clara. 

¿Quién nos conoce mejor?”

Rusk Robinson recuerda, “Me reí cuando Ian me habló de esa conversación, porque también conozco a Mike y a Clara quienes, como Holly y Messer, no son pareja y tienen unas personalidades muy diferentes.  Pero nos pareció que ahí podría haber una gran comedia, así que eso era lo que teníamos que escribir”.

Deitchman continúa, “También nos gustaba el hecho de que las oportunidades para el humor estarían basadas en algo emocional que pudiéramos usar, lo cual nos atrajo desde un principio”.

A Berlanti también le gustó.  “La película me atrajo mucho porque el guión me hacía morir de risa un momento, y al siguiente parecía muy real y crudo.  Lo más importante para mí es ofrecer una experiencia emocional, especialmente cuando tienes una historia en la que hay tantos sentimientos encontrados a la vez”.

“Greg tiene una capacidad increíble para contar historias de interés humano, pero de una manera que no es suave y que no va dirigida especialmente a hombres o a mujeres”, comenta Duhamel.

Heigl dice: “Realmente no pude haber deseado o esperado un mejor director o alguien más increíblemente colaborador.  Él era excepcional, ya que es un tipo gracioso y genial que sabe cómo contar una estupenda historia. Trabajar con Greg fue una experiencia muy gratificante”.

Según Josephson, “Greg acogió el proyecto por completo.  Si ves los programas de televisión que ha escrito, tratan asuntos sociales, conflictos, la forma en que la gente interactúa entre sí.  Durante el rodaje, Greg se aseguró de que hubiera química pero también conflicto”.